A casi dos meses del sismo no hay fecha para iniciar la reconstrucción

A casi dos meses del sismo no hay fecha para iniciar la reconstrucción

Oficialmente el saldo fueron 29 mil 191 viviendas con daños totales y parciales en el estado de Puebla.

Aeropuerto de Puebla da salida a su pasajero número 500 mil en 2017
Mensualmente se registran 100 asaltos a comercios en Puebla: Canaco
Resalta Mata Temoltzin que ‘Yo Compro Poblano’ generó 30 mdp al PIB

El próximo domingo se cumplirán dos meses del sismo del 19 de septiembre y sobre la reconstrucción y soluciones, un largo silencio es lo único que emite el subsecretario federal responsable, Juan Carlos Lastiri.

Oficialmente el saldo fueron 29 mil 191 viviendas con daños totales y parciales en el estado de Puebla, y no hay aún fecha para iniciar la entrega de tarjetas con recursos económicos para llevar a cabo la reconstrucción.

Lastiri Quirós, a quien la federación le dio la responsabilidad de aplicar millones de pesos que hasta ahora sólo ha usado políticamente en su precampaña por el gobierno, ha dicho que es un proceso el que se tiene que seguir para hacer la entrega, y primero deben demoler las casas que sufrieron daño total para que el terreno esté “limpio” y empezar la reconstrucción.

El subsecretario del gobierno federal, mientras se cruza de brazos y espera que se jodan los pobres, no padece porque su casa y sus propiedades no sufrieron daños.

El gobierno del estado ha presionado para acelerar este proceso y quizá el próximo domingo los damnificados empiecen a recibir recursos que van en promedio, dependiendo el daño, de los 10 mil a los 120 mil pesos.

Con 44 mil pesos extras pretenden que las viviendas puedan ser más grandes, aunque con esos recursos apenas les alcanzará para levantar unos cuartos.

Si Lastiri Quirós no da resultados como funcionario federal como político está peor, esta semana tuvo que aceptar y votar por la asamblea de delegados para elegir candidato a gobernador en el PRI cuando impulsó la consulta a las bases.

Su proyecto se llama fracaso.

Observe si no, Lastiri impulsó con millones de pesos un movimiento para reunir más de medio millón de firmas de poblanos apoyando la consulta abierta a través de la organización de 500 encuentros con 500 diferentes agrupaciones, sectores, segmentos y comunidades.

En junio hizo un acto estruendoso para anunciarlo y meses después tuvo que dar marcha atrás, por lo visto no tiene capacidad de gestión y nadie lo escucha en la dirigencia nacional de su partido. Llevó bajo presión a presidentes y delegados federales, a diputados y ex dirigentes del PRI y miles de priistas que en la última década han sido marginados de acceder a cargos de elección popular o de puestos de dirigencia partidista.

Lastiri, de acuerdo con estudios demoscópicos recientes, ha demostrado que tiene severas debilidades como: bajo posicionamiento electoral, imagen poco grata; limitado compromiso o engagement con votantes volátiles o switchers; y nexos con políticos locales de bajo perfil y escasa fama pública o reconocimiento profesional.

Si a eso le suman su pasado vinculado a actos de corrupción como funcionario y a los pésimos resultados que tiene como coordinador de la reconstrucción en el estado que aspira a gobernar, su caso es el de un fracaso rotundo con nombre y apellido: Juan Carlos Lastiri Quirós.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0