Las cartas están echadas

Las cartas están echadas

Martha Erika será la candidata del PAN a gobernadora y llevará como pareja por la presidencia municipal de la capital al ex edil Eduardo Rivera Pérez.

El reloj está contra de Moreno Valle y su demanda de una elección abierta a la ciudadanía
Las precampañas
Reactivemos el sector turístico en Puebla

Martha Erika Alonso Hidalgo será la candidata de acción Nacional al gobierno de Puebla para las elecciones del próximo uno de julio.

Trascendió que llevará como pareja por la presidencia municipal de la capital al ex edil Eduardo Rivera Pérez, después de un acuerdo entre la dirigencia nacional y Rafael Moreno Valle.

Oficialmente fue en el marco de la Vigésima Sesión Ordinaria de la Comisión Permanente Estatal el viernes pasado, donde el presidente del Comité Directivo Estatal del PAN Puebla, Jesús Giles, presentó la renuncia de Alonso Hidalgo, como secretaria general del partido.

Giles subrayó que la renuncia es definitiva y con carácter de irrevocable, por así convenir a los intereses personales de Martha Erika Alonso; a quien reconoció por su gran labor al frente de la secretaría general.

“El Partido Acción Nacional en Puebla se encuentra más fortalecido que nunca, sin duda el trabajo desempeñado por Martha Erika a lo largo de estos dos años con la militancia panista, cercana a las estructuras municipales ha marcado un antes y un después en el PAN, me siento muy orgulloso de que me haya tocado compartir batallas de la mano de ella, creo que su trabajo ha dado muestras al interior del PAN no solo de su capacidad política sino de su calidad humana y desde luego, hoy por hoy Acción Nacional en Puebla es un verdadero partido humanista”, insistió.

Con esta decisión se cumplió parte de un proceso para ser precandidata única a partir de febrero próximo y después de una pre campaña habrá consulta que ella ganará sin problemas y se cumplirá con los estatutos.

La designación de Rivera se consolidará más adelante, esperando los tiempos marcados por el partido y obedece a un criterio de unidad en la que se reconoce al morenovallismo como fuerza predominante en Acción Nacional, pero no la única expresión.

Ayer mismo, Moreno Valle aceptó que no se registrará y sin mencionar a Ricardo Anaya, con quien aún no se ha reunido, señaló en un video a través de sus redes:

“Es evidente que existe un consenso a favor de quien debe ser el abanderado. En este contexto, sostuve reuniones con mi familia, equipo de trabajo, colaboradores y juntos tomamos la decisión de no convertirnos en un obstáculo para que el PAN se mantenga unido y México al Frente logre sus objetivos”, explicó el gobernador.

Los plazos se cumplen y el panismo tiene candidata a gobernadora por Puebla, será el 21 de enero cuando los priistas publiquen la convocatoria para conocer a quien será su candidato.

Las cartas están echadas.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0