Frente Ciudadano por México entra en la ruta crítica para definir su método de selección de candidatos

6
Frente-Ciudadano-por-México
Frente Ciudadano por México entra en la ruta crítica para definir su método de selección de candidatos

Mientras continúan las confrontaciones internas en la lucha por las mejores posiciones, en especial la candidatura presidencial de 2018, los partidos que integran el Frente Ciudadano por México entrarán mañana en la ruta crítica para definir su propuesta de programa y método de selección de candidatos para construir su coalición electoral, la cual deberá estar registrada a más tardar el 14 de diciembre próximo.

PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, por ejemplo, plantearán en su plataforma electoral de 2018 la “muerte civil” para funcionarios y empresarios involucrados en casos de corrupción.

Propondrán a los electores instituir la “muerte civil” a funcionarios públicos y empresas privadas que hayan sido condenadas por actos de corrupción, lo que significa inhabilitarlos para desempeñar cargos públicos o para participar en la contratación de compras y de obras gubernamentales, mediante un Registro Público de Funcionarios y Empresarios Sancionados e Inhabilitados, explica un documento que circula entre los dirigentes partidistas.

Otra de sus propuestas, derivadas del encuentro y foros con ciudadanos y organizaciones no gubernamentales, es que haya declaraciones 3 de 3 públicas para los funcionarios de los tres niveles de gobierno, los tres Poderes de la Unión y órganos autónomos.

El proyecto está integrado por cinco capítulos y 40 páginas, resultado del trabajo de las fundaciones de los tres partidos que integran el Frente. Aparte de corrupción, el documento dedica capítulos a régimen político y democracia ciudadana, seguridad, economía y política exterior.

Plantea gobiernos de coalición, un gabinete plural ratificado por el Congreso y un secretario de Gobernación emanado de un partido distinto al del Presidente. Pretenden sustituir la calderonista “guerra contra el narco” por una “estrategia de seguridad ciudadana” que ataque la relación entre criminales y políticos y desmantele las redes financieras del narco.

Hasta el momento prevalecen las buenas intenciones para construir una coalición electoral que enfrente al PRI y sus aliados y en especial a Morena, adversario natural de panistas y perredistas.

El problema será la elección de sus candidatos, marcadamente el presidencial. Rafael Moreno Valle amenazó con no participar si hay una imposición o no se abren a una elección a la población, lo que su dirigente Ricardo Anaya ha dicho que no procederá; y corrientes perredistas se resisten a llevar a un candidato de la derecha a Los Pinos. Van a insistir en postular a Miguel Ángel Mancera.

Fácil no la tienen los dirigentes y simpatizantes del Frente Ciudadano por México, para el PRI y el gobierno lo mejor es que cada uno, PAN y PRD, lancen a sus propios candidatos para que se dispersen los votos y tengan más posibilidades de construir su meta de estar cercanos al 40 por ciento de los votos que se emitan.

Panistas y perredistas podrán avanzar en la plataforma y quizá en el método de selección de candidatos, pero tendrán el riesgo de la desbandada de sus militantes y la posibilidad de que no se concrete el Frente que insiste en ser la opción al PRI y a Morena.

Tienen menos de un mes para registrarse como coalición electoral, de hoy a esa fecha correrá mucha agua y el riesgo de que fracase su proyecto.

Al final es política y los largos plazos terminan mañana.