Alcaldes y Gobernadores | El Bronco, Cuauh, Silvano y Barbosa

10

Por Gustavo Rentería

El país está dividido, entre los que quieren la revocación del mandato del presidente López Obrador en 2022 –como símbolo de un acto democrático- y los que no desean que se someta a este referéndum, con el cual los ciudadanos podrían cesarlo del principal cargo de elección popular.

Opinan académicos, constitucionalistas, jurisconsultos, periodistas y los gobernados de manera dividida, que unos ven una oportunidad para deshacerse de él; y los otros que advierten que será el primero en la historia que se someta a esta votación directa, para ser ratificado como titular del Ejecutivo Federal.

A través de este procedimiento los mexicanos (mandantes) podemos dar por terminado el mandato que le hemos conferido al tabasqueño, con el fundamento de la libertad política de elegir y deponer a nuestros gobernantes en una democracia participativa. El propio Presidente dice: “el pueblo pone, y el pueblo debe quitar.”

Ya veremos qué pasa con este mecanismo de interrupción o término anticipado del mandato popular. Ya sabe usted cómo está el país, respetado lector: unos dicen que la librará sin problema alguno, y otros que se tendrá que ir a su rancho.

Pero más allá de si saldrá victorioso o derrotado, y la consecuencias jurídicas de este ejercicio inédito en nuestro país, donde quisieran que este procedimiento se aplicara mañana mismo -si fuera posible-, es en Nuevo León, Morelos, Michoacán y Puebla.

Decenas de miles de neoleoneses, morelenses, michoacanos y poblanos darían lo que fuera por poder quitarse figuras políticas tan patéticas como Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, Cuauhtémoc Blanco, Silvano Aureoles y Miguel Barbosa Huerta.

Este cuarteto son los peores mandatarios del país, los más repudiados, y los que menos cumplen sus promesas de campaña. Tienen a sus entidades entre la pobreza, la inseguridad y la incertidumbre.

Los que padecen esos gobiernos están entre la espada y la pared: ahí está su familia establecida, y la presión literal de los fusiles que amenazan contra la vida de sus familiares. Y lo peor, tienen que fletarse diario las ocurrencias de estos charlatanes de la política.

¿Qué darían en estos cuatro estados por la revocación de mandato? ¿Qué maravilla sería poder quitar a este cuarteto de ineficientes, a través de las urnas? ¿Cómo librarse de ellos, si aún falta mucho? Afortunadamente ya se va en 2021 el disque independiente, y el disque de izquierda. Pero aún faltan muchísimos años de poder para el futbolista y el poblano.

En estas dolidas entidades se perdió la esperanza, porque intentar hablar con estos primeros mandatarios, es como conversar con piedras.

En estos cuatro estados se agotó la paciencia, y el ánimo de las mayorías está por los suelos. Saben que la llegada de estos impresentables es un mal irreparable, porque las consecuencias serán muy difíciles de desterrar.

La impotencia es el común denominador en Nuevo León, Morelos, Michoacán y Puebla, y causan grima los que despachan, mas no trabajan en las oficinas de gobierno.

Neoleoneses, morelenses, michoacanos y poblanos se encuentran inmersos en el pozo de la desesperación y saben que será casi imposible ver la luz, después de la más reciente encuesta mensual de Massive Caller, donde sus gobernadores están hasta el fondo de un hoyo muy, pero muy profundo.

Con Valor y Con Verdad.-Quienes merecen especial mención, de dicha medición son:

Quirino Ordaz Coppel del PRI (Sinaloa).-que encabeza la lista, después de la terrible inseguridad en su entidad, el fallido intento por detener a Ovidio Guzmán y la narcoboda protegida por las autoridadades.

-Claudia Pavlovich del PRI (Sonora).-que está por ganar la medalla de oro, a pesar que la grilla por sucederla está muy buena, pero ella no ha bajado la guardia de seguir visitando toda la entidad. Su cercanía con los gobernados se siente en la frontera con Estados Unidos, en el sur o en la costa.

-Están apretando duro los morenista; ya se metieron dos al Top Ten (Claudia Sheinbaum, de la Ciudad de México y aunque usted no lo crea, Jaime Bonilla, de Baja California). En el caso del gobernador electo por dos años, y que un congreso panista le regaló unos añitos más a su mandato, en muy pocos meses logró posicionarse como un gobernador eficiente y que combate la terrible corrupción del PRIAN.

Omar Fayad del PRI (Hidalgo).-está en el séptimo lugar de los 32 evaluados, y podrá estar el tricolor en muy buena condición para la pelea que se aproxima, para escoger a su sucesor.

*Periodista, editor y radiodifusor
@GustavoRenteria
www.GustavoRenteria.mx