Alcaldes y Gobernadores | Salgado Macedonio no es Cuauhtémoc, pero…

15
Alcaldes-y-gobernadores-Cuauhtémoc-Blanco
Cuauhtémoc Blanco, gobernador de Morelos. // Foto: Internet.

Por Gustavo Rentería

Todas las encuestas que miden la popularidad de los gobernadores tienen un común denominador: ubican como el peor de los primeros mandatarios a Cuauhtémoc Blanco, el exfutbolista.

Nadie duda de las capacidades físicas del americanista, ni tampoco se le puede regatear que es el segundo goleador histórico del equipo de Televisa, solo por debajo de Luis Roberto Alves. También tuvo un papel destacado en la Selección Nacional, y ofreció alegrías inmensas a los seguidores del deporte de las patadas.

Pero sus habilidades futbolísticas, nada tienen nada que ver con su capacidad para gobernar Morelos; en ese tema, es un completo fracasado. Pasará a la historia como un deportista perdido en la política, un ídolo malogrado en medio de la lucha por el poder, y un incapaz, inoperante e inepto de la negociación.

Llegó por la vía democrática, con votos limpios y esperanzadores, y como castigo directo a un ex militante del PRD -Graco Ramírez- que lo aborrecía su pueblo. El “Cuauh” se subió a la ola lopezobradorista, y a la cresta del encabronamiento social, y por eso hoy dirige los destinos de Morelos. 

No tiene la más remota idea, cómo jinete primerizo, pero es el dueño de las riendas y el caballo; no sabe qué hacer, como capitán despistado, pero es el dueño del timón y del barco.

Lo mismo puede pasar en Guerrero: si hoy fueran las elecciones, ganaría Morena de calle. ¿Y sabe usted, quién es el candidato natural de ese partido? Nada más, ni nada menos, que Félix Salgado Macedonio.

Según los más recientes sondeos, el próximo año el partido del presidente López Obrador arrasará en Guerrero, con casi 50 por ciento de los sufragios; el PRI sólo obtendría el 14%, el PRD 6.7% y el PAN 4.4%

Aunque se unieran todas las fuerzas políticas, el ex alcalde de Acapulco ganaría. Y por ello, en los próximos días, solicitará licencia para separarse de su cargo de Senador de la República, y asumirá el cargo su suplente, Saúl López Sollano.

Salgado Macedonio está concentrado en la candidatura, en la próxima campaña, y podríamos decir, que en la planificación de su nuevo gobierno. Félix ya es el personaje que todos buscan, que recibe solicitudes de audiencia, y que tiene agenda más cargada que el propio gobernador priísta Héctor Astudillo.

El “ingeniero” es de Pungarabato y ya participó dos veces como candidato a la gubernatura; sus seguidores bromean con que “la tercera es la vencida”. Fue director del diario La Jornada del estado de Guerrero.

En 2001 protagonizó un filme autobriográfico bajo la dirección de Benjamín Escamilla, donde se observa las desigualdades, pero sobretodo la pobreza y el olvido en Guerrero. 

Salgado Macedonio no es Cuauhtémoc porque es un político profesional, y un luchador social, pero sí es muy polémico y un personaje extravagante. 

Félix entre las motocicletas, los autos clásicos y la farándula se puede perder cual demente con dinero; porque con gran poder, la línea entre la lucha y la locura es muy delgada.

Ojalá así no sea.

*Periodista, editor y radiodifusor 

@GustavoRenteria

www.GustavoRenteria.mx

Te recomendamos