Alrededores de CU como pueblo fantasma; quiebran papelerías y centros de copiado

436
La zona escolar de Ciudad Universitaria (CU) es una de las más afectadas. // Foto @_VeraFernandez

Por Vera Fernández

Entre la agonía que generaron el paro estudiantil y la emergencia sanitaria por Covid-19, el fin del ciclo escolar es el tiro de gracia para los comercios que dependen de las universidades y escuelas, ya que algunos llevan más de tres meses con ventas bajas o nulas.

No todos los negocios han corrido con la misma suerte, pues, mientras algunos permanecen abiertos y luchando por sobrevivir, hay muchos otros que se vieron obligados a cerrar temporalmente o, en el peor de los casos, bajaron sus cortinas de forma definitiva.

Foto // @_VeraFernandez

En un recorrido realizado por Oro Noticias, se pudo constatar que la zona escolar de Ciudad Universitaria (CU) es una de las más afectadas, ya que la mayoría de los comercios permanecen cerrados, además de que se pueden observar varios letreros de “se renta” en los locales.

Pese a la ausencia de estudiantes y maestros, las papelerías, cibers e imprentas son los establecimientos que se mantienen abiertos en mayor medida, no obstante, sus ventas han caído hasta en un 50 por ciento.

Foto // @_VeraFernandez

Omar, quien es trabajador de un centro de fotocopiado, señaló que la situación comenzó a complicarse durante la última semana de febrero, pues fue cuando se suscitó el mega paro estudiantil de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y otras instituciones.

Justo cuando las cosas parecían volver a la normalidad después de dos semanas, llegó algo mucho peor: la declaratoria de la emergencia sanitaria, provocada por la propagación de Covid-19 a mediados de marzo.

Foto // @_VeraFernandez

Debido a ello, el sueldo que recibían Omar y sus compañeros de trabajo tuvo que reducirse considerablemente, además de que ahora se tienen que turnar para acudir a laborar cada dos semanas.

Por si fuera poco, la falta de afluencia en la zona ha provocado que exista menos vigilancia de lo habitual, lo que da pie a que se cometan asaltos y robos a los comercios y transeúntes que circulan por las calles de San Manuel, relató Omar.

Foto // @_VeraFernandez

El negocio de tacos de mixiote donde trabaja don Alfonso es otro de los establecimientos que se mantienen abiertos hasta la fecha, pero sin la presencia de estudiantes, solo registran ventas del 30 por ciento.

Omar y Alfonso dijeron sentirse afortunados de continuar laborando a pesar de los meses tan difíciles por los que han pasado, aun estando conscientes de que las actividades en la BUAP podrían reanudarse hasta septiembre.

Foto // @_VeraFernandez

Te recomendamos