Aprende a descansar

125

Aprendamos la importancia de disfrutar del descanso.

Hoy en la mañana desperté muy feliz y contento porque en mi periodo para dormir tuve un gran descanso, aunque sólo dormí 6 horas. Sin embargo, en otras ocasiones he dormido 8 o 10 horas y amanezco cansado y molesto.

¿Qué fue lo que ha pasado? ¿Qué hice correctamente antes de irme a dormir? ¿Qué hice o deje de hacer para no descansar correctamente? ¿Cuánto tiempo es el adecuado para dormir? ¿Te suena conocido?

Si te interesa tener una mejor calidad de sueño y rendir más todos los días, entonces sigue leyendo, que esto se va a poner muy bueno.

Mi mamá y mi papá siempre me han dicho (la experiencia y sabiduría de mis jefes) –¿Quieres que el día te rinda? Vete a dormir temprano. ¿Quieres sentirte bien y pensar asertivamente? Aprende a descansar.-

Muchos médicos dedicados a estudiar los procesos del sueño nos explican que no se trata de dormir más horas, sino dormir lo que tu cuerpo necesita para sentirse descansado y tener un sueño de calidad. El promedio de horas para descansar es entre 6 y 8, sin embargo, esto depende también de tu edad.

Estribando en un artículo publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, los especialistas en el estudio del sueño nos explican cuáles son los efectos a la salud por no dormir lo suficiente. Pon mucha atención.

El sueño es importante para la salud en general. Cuando nos privamos del sueño nos vamos a sentir cansados afectando nuestro estado de ánimo, incluyendo nuestra capacidad de pensar con claridad, reaccionaremos de forma más lenta y nos costará más esfuerzo formar recuerdos.

Todo esto, por supuesto nos puede llevar a tomar malas decisiones y ponernos en situaciones de riesgo. Las personas que no duermen bien son más propensas a sufrir accidentes.

Además el tener un estado de ánimo alterado por no dormir bien también te puede ocasionar: irritabilidad, problemas para relacionarnos, depresión, ansiedad (más si tienes exceso de cafeína), aumenta el riesgo de presión arterial alta, enfermedad del corazón, obesidad, diabetes tipo 2 y hasta afectar la liberación de las hormonas que nos ayudan a crear masa muscular, combatir infecciones y reparar células.

¡Espera no te espantes! Ahora viene lo bueno. Estas son las recomendaciones que te harán disfrutar más de tu periodo de sueño y sobre todo descansar adecuadamente.

En primer lugar, asegúrate de que tenga suficiente tiempo para dormir. Durmiendo lo suficiente cada noche, puedes sentirte mejor y más productivo durante el día.

Debes disciplinarte para irte a la cama y despertarte a la misma hora todos los días para formar un hábito positivo.

No tomes bebidas con cafeína después de la hora de comida. Por la mañana una taza de café está muy bien o después de comer para tener un shot de energía. Sin embargo, más tarde puede ocasionarte que no descanses bien manteniéndote demasiado alerta por la noche.

Evita fumar, especialmente por la nicotina.

Haz ejercicio con regularidad, esto te ayudará a generar dopamina, la hormona de la felicidad, te relajará y te ayudará a tener una mente clara. Sin embargo, se recomienda no hacer ejercicio de forma cercana a la hora de dormir, pues podrías tener mucha energía y te resultaría contraproducente para tu objetivo que es el descanso.

Existe el mito de que si tomas bebidas alcohólicas con esto te relajaras y te puedes ir a dormir tranquilo. Es totalmente falso, lo mismo pasa si comes demasiado por la noche, tu cuerpo no podrá relajarse, es más, subirás de peso y tallas con este mal hábito.

Mejor intenta relajarte antes de acostarte tomando un baño tibio, leyendo o escuchando música suave y melodiosa. A mí me ha funcionado de maravilla.

Otro buen consejo es encontrar la temperatura correcta con la cual te sientas cómodo para dormir. Una habitación demasiado fría o caliente puede frustrar tu sueño. Se recomienda un ambiente fresco.

Evita distracciones como luz, ruido, aparatos eléctricos en tu cuarto como televisiones, computadoras, teléfonos móviles etc.

Si con todo esto aún no puedes dormir después de acostarte y pasas 20 minutos despierto sin conciliar el sueño, es recomendable que mejor te pares de la cama y hagas alguna de las tareas relajantes de tu preferencia.

Intenta hacer ejercicios de respiraciones profundas y lentas, en You Tube existen muchos tutoriales que te enseñaran a hacerlo de la mejor manera para ayudarte en tu relajación.

No se te olvide ir al médico si es que no puedes dormir después de intentar todas estas herramientas, puede ser que por tu ritmo de vida y trabajo estés sufriendo de algún trastorno del sueño. Pero no te preocupes, esto tiene solución.

Recuerda, todo comienza por uno mismo, la clave para mejorar tu vida es cambiar tus hábitos y el modo de como piensas.

Se feliz, libre aquí y ahora; y te deseo dulces sueños.

Por: Emerson Mejía López
Editor: Guillermo Castillo

TE RECOMENDAMOS