Aprende cómo crear tu propio gel antibacterial

1907
También reconocieron aburrirse y extrañar amigos y profesores y actividades como patinar y jugar al aire libre.

Con motivo de que el coronavirus ha generado compras masivas de gel antibacterial, éste producto ha casi desaparecido de las farmacias y  supermercados del País, por ello la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) comparte instrucciones sobre cómo crear tu propio gel antibacterial.

Con este procedimiento podrás realizar aproximadamente 90 mililitros de gel antibacterial, en 15 minutos y con un ahorro superior al 40 por ciento del producto comercial, mismo que por cierto, se encuentra agotado en la mayor parte de México. 

CÓMO CREAR TU PROPIO GEL ANTIBACTERIAL

INGREDIENTES:

  • Lo primero que tienes que recolectar son los ingregientes:
  • 90 ml de alcohol etílico (etanol al 72%) Esto es aproximadamente 13 cucharas soperas
  • 3/4 de cucharadita de carbopol (pídelo así en cualquier farmacia o droguería)
  • 1/4 de cucharada de glicerina pura
  • 1/4 de cucharadita de trietanolamina (pídelo así en cualquier farmacia o droguería)

UTENSILIOS NECESARIOS:

  • Tazón de vidrio de 1 litro
  • Colador de malla fina
  • Recipiente chico de vidrio
  • Agitador de globo
  • Envase de plástico con tapa de botón a presión con capacidad de 100 mililitros

RECOMENDACIONES: 

  • El carbopol debe agregarse lo más despacio posible (incluso pasándolo por el colador)
  • Es importante usar instrumentos de medición, como cucharas y tazas medidoras
  • La glicerina no es indispensable (solo se usa para darle suavidad a las manos)

PROCEDIMIENTO, PASO A PASO

  1. Coloca el colador de malla fina sobre una 0 flanera o recipiente y chico de  vidrio, y vierte el carbopol sobre el colador. 
  2. Deshaz los grumos con ayuda de una cucharita a fin de pulverizarlo completamente 
  3. Vierte el alcohol en el tazón
  4. Agita fuertemente con el globo mientras agregas poco a poco el carbopol. 
  5. Agrega la glicerina mientras agitas suavemente con el globo.
  6. Cuando se haya disuelto por completo el carbopol y no se aprecien grumos, agrega la trietanolamina gota a gota, procurando no excederte, mientras agitas suavemente. En ese momento se formará el gel. 
  7. Vierte el alcohol en gel en la botella de plástico y tapa firmemente. 
  8. Si sientes la textura del gel un poco espesa, agrega alcohol hasta que consigas la consistencia deseada.
  9. Lava tus manos utilizando agua y jabón líquido, frotándolas por lo menos durante 20 segundos. Enseguida enjuaga, seca y aplica el alcohol en gel. Utilizado de esta manera dará la mejor protección frente a bacterias, mohos y virus. Si lo usas en la calle y no te es posible lavarte las manos, aplica sobre una palma y luego frota las manos, cubriendo principalmente ambas palmas y yemas de los dedos. Deja que se seque sin agitar las manos.

Un lugar fresco y seco son claves para mantener el gel en buen estado, debido a que así se evita la evaporación del alcohol, componente que mata los gérmenes. 

Te recomendamos