Bill Gates contra el Alzheimer

23
Bill-Gates
Bill Gates contra el Alzheimer.

Bill Gates, cofundador de Microsoft, invertirá 100 millones de dólares (85,8 millones de euros) para buscar tratamientos e investigar sobre el alzhéimer, una enfermedad de causa desconocida marcada por un deterioro progresivo e irreversible de las funciones cognitivas.

Del total de la inversión, 50 millones de dólares (42,9 millones de euros) irán destinados a Dementia Discovery Fund, un fondo de capital de riesgo que reúne a la industria y al gobierno para buscar tratamientos para combatir esta enfermedad que causa pérdida de cerebro.

Por su parte, la cantidad restante, será invertida en una serie de empresas de nueva creación que trabajan en la investigación del alzhéimer. No obstante, según ha afirmado Gates en una entrevista con Reuters, “aún no han identificado a estas compañías”.

A pesar de décadas de investigación científica, no existe un tratamiento que pueda ralentizar la progresión del alzhéimer ya que los medicamentos actuales no pueden hacer más que aliviar algunos de los síntomas

“La enfermedad cada vez se está cobrando más víctimas emocionales y financieras a medida que las personas viven más tiempo”, ha señalado el empresario.

Y es que, a pesar de décadas de investigación científica, no existe un tratamiento que pueda ralentizar la progresión del alzhéimer y los medicamentos actuales no pueden hacer más que aliviar algunos de los síntomas.

TRATAMIENTOS “OPTIMISTAS”

Sin embargo, Gates ha indicado que con innovaciones enfocadas y bien financiadas, se pueden encontrar tratamientos “optimistas”, incluso si pueden estar a más de una década de distancia.

“Pasarán probablemente unos 10 años antes de que las nuevas teorías sean probadas suficientes veces para darles una gran posibilidad de éxito. Por lo tanto, es muy difícil adivinar cuando se podría desarrollar un fármaco eficaz”, ha asegurado el cofundador de Microsoft.

No obstante, Gates espera que “en los próximos diez años haya algún fármaco poderoso”, pero “es posible que no se logre”.

Además de esta inversión, ha asegurado que le gustaría otorgar una subvención para construir una plataforma global de datos sobre la demencia. “Esto facilitaría a los investigadores buscar patrones e identificar nuevas vías de tratamiento”, ha declarado. La demencia, cuyo alzhéimer es la forma más común, afecta a cerca de 50 millones de personas en todo el mundo y se espera que afecte a más de 131 millones en 2050.

Fuente: www.consalud.es