California vende el café más caro del mundo

Si pensaba que pagar cinco u ocho dólares por un café con leche era demasiado, esta noticia lo dejará boquiabierto.

Una cafetería de California prepara lo que presenta como el café más caro del mundo: el Elida Natural Geisha 803, a 75 dólares por taza. Se trata de una rara variedad de arábiga de Panamá con un sabor floral similar al té, con toques de jazmín y moras.

La cadena Klatch Coffee Roasters, que tiene sucursales en el sur del estado y en San Francisco, logró adquirir 4,5 kilos de este café panameño de los 45 kilos que estuvieron a la venta en el concurso de café Best of Panama (‘Lo mejor de Panamá’), y se ha convertido en el único lugar de América del Norte que lo ofrece. La mayor parte de esta variedad, que estableció un récord mundial al venderse a 803 dólares los 450 gramos (una libra), se destinó a Japón, China y Taiwán.

El precio por libra pagado por los granos orgánicos en la subasta, donde la limitada oferta desató una guerra de pujas en la que se definió su astronómico precio, quedó reflejado en el nombre de la infusión y es precisamente este el significado de la cifra 803, afirmó a AP Bo Thiara, copropietario de la cafetería Klatch en San Francisco.

Thiara explicó que los 4,5 kilos del Elida Natural Geisha 803 equivalen a unas 80 tazas. Unos pocos amantes del café pudieron probar muestras gratis el miércoles en la sucursal de San Francisco, donde había letreros que anunciaban “El café más caro del mundo”.

Una de las afortunadas fue Lauren Svensson, residente de la ciudad, a la que le pareció “muy distinto” a cualquiera que había probado, pero “increíblemente bueno”. “Me sorprendió el hecho de que pudiera existir una taza de café que costara 75 dólares”, señaló.

Su amigo Charlie Sinhaseni también se mostró complacido por la muestra gratis que degustó. “Cuando lo vi por primera vez pensé que sería hiperpretencioso, y pensaría en todas las distintas clasificaciones de sabores para el café, pero estaba demasiado ocupado disfrutándolo”, afirmó.

Te recomendamos

Fuente: RT