Cercan procesos judiciales a exfuncionarios kirchneristas en Argentina

5
Cristina-Nestor
Néstor Kirchner y Cristina Fernández

Los procesos judiciales en contra de exfuncionarios de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández se aceleraron en Argentina, y ya dejaron un saldo de cuatro condenados, cinco detenidos y nueve procesados.

Bastó que Mauricio Macri llegara al poder en diciembre de 2015 para que las causas judiciales contra kirchneristas avanzaran en medio de cuestionamientos por la selectividad de la justicia y por los espectáculos mediáticos montados alrededor de las detenciones.

El caso más reciente ocurrió el viernes, con el exvicepresidente Amado Boudou, ya que las fotos y videos oficiales de la detención en su casa, descalzo y en pijama, se entregaron a los medios de comunicación.

Hace dos semanas fue el turno de Julio de Vido, quien fue el funcionario más poderoso durante los gobiernos kirchneristas (2003-2015), ya que encabezaba el Ministerio de Planificación que manejaba el millonario presupuesto de la obra pública.

El debate en estos y otros casos es que son detenciones “preventivas”, sin condena previa, además de que ahora sólo avanzan las causas judiciales en contra de exfuncionarios kirchneristas y no de los macristas que están en el poder.

Más allá de los festejos oficialistas y las quejas opositoras, lo concreto es que la lista de exfuncionarios kirchneristas condenados la comenzó la exministra de Economía, Felisa Micelli, quien en 2015 fue sentenciada a tres años de prisión en suspenso.

Miceli fue encontrada culpable de los delitos de encubrimiento agravado y sustracción de documento público porque no pudo justificar el origen de una bolsa con miles de pesos y dólares encontrados en su despacho.

Los exsecretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi ya fueron condenados a ocho y seis años de prisión por su responsabilidad en una tragedia ferroviaria que dejó un saldo de 51 muertos.

La semana pasada, el exsecretario de Comercio, Guillermo Moreno, fue condenado a dos años y seis meses de prisión en suspenso y la inhabilitación para ejercer cargos públicos por el supuesto desvío de fondos para la compra de propaganda en contra del Grupo Clarín.

Por otra parte, además del exvicepresidente y el exministro de Planificación, están presos y todavía sin condena el exjefe del Ejército, César Milani; el exsecretario de Obras, José López y Roberto Baratta, exsubsecretario de Planificación.

Todavía libres, pero procesados, están la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner; sus exjefes de Gabinete Aníbal Fernández y Jorge Capitanich; el exministro de Economía, Axel Kicillof y el excanciller Héctor Timerman.

Otros procesados son el exministro de Salud, Daniel Gollan; el expresidente del Banco Central, Alejando Vanoli; el expresidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, Martín Sabatella, y el extitular de la Unidad de Información Financiera, José Sbatella.