Cine, Música y algo más | La libertad sexual sigue en Netflix con Bonding

Por Javier Garzón | @Javogarzon

Una universitaria neoyorquina que trabaja como dominatriz contrata de asistente a su mejor amigo gay del instituto.

Con capítulos de menos de media hora logra entregarnos una historia sencilla abordando un tema que puede ser algo complejo para algunas personas.

Representa un seguimiento en este tipo de historias para Netflix, mezclando algo de inexperiencia de la juventud con temas de sexualidad de forma ligera, pero aceptándose por completo cuando deben hacerlo.

Me parece un tanto absurdo que se quede en algo superficial, que no ahondan en temas importantes dentro de la sexualidad y tratan de usarlo para hacer reír al televidente y no siempre lo logran, toda la seriedad quieren aligerarla en cuanto integran un mal chiste.

Aun así representa un cambio interesante para la oferta de Netflix, no es el clásico tema futurista o las grandes producciones que recientemente busca alcanzar, es más bien una historia agradable que se disfruta por la enorme cantidad de series impresionantes que ya no impresionan

Debes verla porque considero que pocas veces se dan la oportunidad de explorar temas específicos dentro de la sexualidad, pero deberían dejarse llevar un poco más en estos pequeños experimentos.