#CineMúsicaYAlgoMás | 13 Reasons Why, una serie difícil de ver

4
#CineMúsicaYAlgoMás | 13 Reasons Why, una serie difícil de ver
#CineMúsicaYAlgoMás | 13 Reasons Why, una serie difícil de ver

Durante la primera temporada conocimos las grabaciones que dejo Hannah Baker para explicar los motivos que la orillaron a suicidarse, y que su amigo Clay Jensen escucha viéndose muy afectado, para esta segunda temporada conoceremos más elementos que intervinieron en la vida de Hannah, durante el juicio que emprende la señora Baker contra la escuela que, según ella no hizo nada para ayudar a su hija.

A través de las declaraciones de cada uno de los estudiantes en el juicio, conoceremos más historias que Hannah vivió con sus compañeros, mientras los abogados de la escuela encuentran elementos para desacreditarla.

Es de esta forma que la historia nos lleva por situaciones comunes de los jóvenes, de los adolescentes que viven de forma diferente, donde cada uno de sus problemas les afecta en mayor grado.

Para esta segunda entrega Netflix hace una recomendación al inicio de la temporada, pide a los jóvenes no ver la historia sino están en compañía de un adulto, además al final de cada episodio ponen a disposición un sitio de internet para todas las personas que buscan ayuda con problemáticas como las que se abordan en la serie.

Además una madre acusa a la serie de alentar a su hija a suicidarse, y otras personas se han quejado en redes sociales por secuencias como la violación de uno de los alumnos. En efecto esta segunda temporada no se queda con nada, muestra los detalles que pueden ser innecesarios.

Logran humanizar a los personajes, mostrando que no pueden ser buenos o malos, más bien que las circunstancias los pueden orillar a tomar decisiones difíciles, a pesar de la muerte de Hannah sigue siendo un personaje presente en la vida de sus compañeros.

13 Reasons Why (2018, Estados Unidos) es la serie que no está alejada de la realidad, que muestran los hechos de una forma cruel, pero son sucesos que se viven en muchos lugares, y puede ser una herramienta para hablar del tema con los adolescentes.

Por Javier Garzón