#CineMúsicaYAlgoMás | Big Mouth y la terrible adolescencia

0
#CineMúsicaYAlgoMás | Big Mouth y la terrible adolescencia
#CineMúsicaYAlgoMás | Big Mouth y la terrible adolescencia

Lo negaras pero muchas de las cosas que pasan en Big Mouth las hiciste, o al menos las pensaste, y a pesar de ser animada, no es para niños así que disfrútenla adultos.

Con dos temporadas en el catálogo de Netflix, Big Mouth con su fiel humor nos muestra las dificultades de crecer junto con el monstruo de las hormonas o de la pubertad, centrado en las vidas de Andrew, Nick, Elliot, Missy, Jay y algunos más.

Lo que más me gusta de la serie es que no tiene límites, muestra todo lo que ninguna otra serie muestra, se sale del lado rosa y amoroso, aquí es realista y retrata a los personajes como adolescentes con sus dificultades para crecer.

Es absurda, sexosa y vulgar mostrando la pubertad como si fuera lo peor y si bien no es tan mala si son grandes cambios y Big Mouth logra satisfacer al público con experiencias reales y algo de ficción que logra completar la experiencia.

El humor es muy parecido al de Padre de Familia, en algunos momentos te ríes sin necesidad de reforzar el asunto, pero es una historia muy estadounidense, se basa en todo lo que está pasando en ese país, sufre algo de ritmo que por momentos se siente que tiene muchos capítulos de relleno.

Para la segunda temporada agregan nuevos personajes como el brujo de la vergüenza, las chicas mayores y nuevas experiencias, que le da un ritmo ágil y un tanto crudo; todos los personajes tienen una razón de ser y siempre tendrán sus momentos para brillar.

La música es algo grandioso, con parodias de temas de grandes artistas que lo llevan al éxtasis con sus letras que vienen a completar las razones por las que no te debes perder Big Mouth, corre a verla seguro recordaras muchos momentos de tu adolescencia, con episodios de poco más de 20 minutos, que pueden ser de los capítulos que te ayudan a cerrar bien el día.

Por Javier Garzón