#CineMúsicaYAlgoMás | El adorable Paddington regresó a la pantalla grande

2
#CineMúsicaYAlgoMás | El adorable Paddington regresó a la pantalla grande
#CineMúsicaYAlgoMás | El adorable Paddington regresó a la pantalla grande

El oso Paddington ya está felizmente integrado en casa de la familia Brown. Se ha convertido además en un miembro muy popular de la comunidad de Windsor Gardens. Su tía Lucy cumple 100 años y él tiene el regalo perfecto para ella: un maravilloso libro pop-up de la tienda de antigüedades de Mr. Gruber. Para poder comprar el libro, Paddington decidirá realizar una serie de extraños trabajos. Pero todo se complica cuando el libro es robado.

Puro entretenimiento familiar, así es Paddington 2 (2018, Reino Unido), el osito educado y siempre amable regresa para dejarse llevar en una nueva aventura, incluso más adorable que Winnie Pooh y con todo el estilo británico demostrará que mientras sea amable el mundo gira.

Inocente, dulce y agradable, así es la película del osito que siempre es amable, creo que en estos días ya no se puede ser tan educado, y el poder ver a Paddington con todas estas virtudes brinda un respiro reparador a la audiencia.

Es entretenimiento puro para toda la familia, deben darse la oportunidad de disfrutar el mundo del oso, podrá parecer poco creíble muchas de sus acciones, pero si aceptas que su mundo es diferente podrás disfrutar cada detalle.

Los colores y secuencias son maravillosas, en especial en la que se puede apreciar como el oso abre el libro y se entremezcla con su deseo por la llegada de su familiar a Londres, los colores siempre vivos hasta en los uniformes de los presos de la cárcel.

Entre tantas historias que pueden ser crueles, aquí el oso Padinggton muy a su estilo nos recuerda que pese a varios y diferentes situaciones el ser amable siempre es una buena presentación, disfruten esta película, si no la pueden ver en las salas de cine, aprovechen a verla cuando llegue a plataformas como Netflix o en su versión en DVD, siempre será un buen momento para ver este tipo de historias.

Por Javier Garzón