Ciudad Covid

15

Por Enrique Huerta

Puebla capital ya ocupa el primer sitio en la tablero nacional de los municipios con mayor incidencia de Covid-19 con 10 mil 540 contagios acumulados. ¿La razón? La alcaldía de Iztapalapa acaba de posicionarse en el segundo lugar con 10 mil 467 casos registrados; por su parte “la ciudad incluyente” con los tianguis abarrotados de mercancías ilegales, con los ambulantes cumplidores de sus cuotas pero sin cubrebocas, y con los cientos de locales no esenciales que desde hace semanas operan sin temor a decreto alguno; se ha convertido, igualito que Iztapalapa en Ciudad de México, en un lastre para el descenso de la curva estatal de contagios.

El estado de Puebla ha registrado 17 mil 513 casos confirmados, el 60 por ciento se concentran en la capital y, sin embargo, con un total de 1,218 casos activos distribuidos en 93 municipios la entidad finalmente empieza a dejara atrás el pico de una pandemia más larga que la cuaresma. El panorama es positivo, y el esfuerzo hospitalario ha sido monumental, pero todavía no podemos cantar victoria: la reactivación económica prematura sería un riesgo que el desarrollo –y las finanzas públicas- de la entidad no podrían soportar a corto plazo; implicaría, en términos prácticos, buscar el pan de hoy para traer mañana el Covid a casa y poner en riesgo a nuestros familiares más vulnerables; ¿y a cambio de qué?, ¿de proteger las ganancias de empresarios que no tuvieron otra opción que recurrir a despidos masivos? Seamos sensatos, si mañana se abriera completamente la economía de la entidad, ¿cuántos, de los 42 mil empleos formales perdidos, la iniciativa privada podría reinstalar en 72 hrs., o en una semana considerando una contracción económica nacional superior a los 8 puntos del PIB?

Me queda claro que algunos de nuestros flamantes emprendedores no les haría ningún daño leer un par de capítulos de “La riqueza de las naciones” para darse cuenta que la reactivación económica en Puebla: hoy, en una semana, o cuando sanitariamente sea seguro -en máximo veinte días, de acuerdo a proyecciones estadísticas-, será paulatina o no será.

Para tristeza de todos, este no es un juego de especulación económica: aquí no hay perdidas ni ganancias que se cuenten en pesos o en dólares sino en vidas humanas. México ocupa el séptimo sitio global con más 400 mil contagios y amenaza con llegar al tercer lugar de muertes acumuladas por Covid-19. Puebla, por su parte, con una tasa de letalidad del 12.76 por ciento aún permanece como el quinto estado del país con mayor número de decesos y contagios confirmados. Bajo estas terribles circunstancias la reactivación económica no puede ser un experimento predispuesto a ensayo-error; por el contrario, la apertura tendrá que ser paulatina e inteligentemente dirigida, de lo contrario no será ni sustentable ni sostenida.