Claudia Rivera revienta su comparecencia en el Congreso; acusa persecución política

122
Denunció ser víctima de una persecución política. // Foto Twitter

Por Vera Fernández

Tras acusar una persecución política en su contra y entregar un informe para aclarar los proyectos ejecutados en el Ayuntamiento de Puebla, la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco abandonó su comparecencia ante la Comisión Inspectora.

Al iniciar la sesión que se llevó a cabo en las instalaciones de la Auditoría Superior del Estado (ASE) este lunes, la edil se lanzó contra los diputados del Congreso del Estado, pues sentenció que se extralimitaron en sus funciones por citarla a comparecer, sin embargo, dijo que asistió porque no tiene nada que ocultar.

En su intervención, señaló que su intención es visibilizar que figuras en el poder pretenden socavar la autonomía municipal y acosar a los alcaldes, así como fortalecer a las instituciones para que éstas no sean utilizadas como “garrotes políticos” y demostrar que en su gestión se combate a la corrupción.

Denunció ser víctima de una persecución política, pues señaló que el Poder Legislativo está haciendo “eco a acusaciones malintencionadas”, además de asegurar que los diputados están siguiendo una agenda mediática que se encuentra fuera de los procesos jurídicos, legales y administrativos.

Al subrayar que el Ayuntamiento de Puebla ocupa el primer lugar en transparencia a nivel nacional, Rivera Vivanco entregó un informe donde se aclaran diversos aspectos sobre el ejercicio de recursos públicos, así como para dejar constancia que su gestión es auditada en tiempo real.

Una vez concluido su discurso, la alcaldesa solicitó a los integrantes de la Comisión Inspectora realizar mesas de trabajo técnicas para analizar y disipar dudas sobre dicho informe, al referir que los asuntos deben desahogarse de forma jurídica y no mediática.

Aunque en el orden del día estaba prevista una ronda de preguntas y respuestas, la edil procedió a retirarse de la sesión acompañada de Liza Aceves López, secretaria general del municipio, así como de René Sánchez Galindo, secretario de Gobernación.

Tras abandonar la comparecencia, los diputados acordaron revisar la información recibida y llevar a cabo las mesas de trabajo solicitadas por la edil, además de que decidieron dejar en cancha de la ASE las denuncias ciudadanas por presuntas irregularidades.

Finalmente, emitieron un acuerdo para dejar constancia de que la comparecencia no fue desahogada en su totalidad, a la par de enviar un requerimiento para que la ASE se encargue de fiscalizar a la administración municipal y posteriormente dar a conocer los resultados.

Cabe recordar que las acusaciones interpuestas contra Rivera Vivanco se dividen en cinco puntos: las obras de remodelación del Centro Histórico, compra de juguetes, dos contratos indebidos a personas físicas y morales, así como la compra irregular de despensas, ventiladores y kits de higiene.

Te recomendamos