Colectivos feministas realizan la novena “Marcha de las Putas” en el Gallito

244
Este grupo de mujeres a través de la marcha busca exigir que se despenalice el aborto y se permita el matrimonio igualitario.

Este domingo diversos colectivos feministas se dieron cita en el “Gallito” del Paseo Bravo para dar inicio a la novena “Marcha de las Putas”.

Con bengalas de humo, feministas dan inicio con la ‘Marcha de Las Putas’, avanzando por Avenida Reforma.

Exigiendo la despenalización del aborto, el reconocimiento del matrimonio igualitario y un alto a los feminicidios, alrededor de 200 mujeres empezaron su recorrido en la explanada de Paseo Bravo para concluir en el zócalo de la ciudad.

Durante la manifestación, se suscitaron confrontaciones con organizaciones pro-vida y católicos. La primera fue a las afueras del Templo de San Marcos, donde personas con pañuelos azules rezaban tomados de las manos, mientras el grupo feminista gritaba: “¡somos malas, podemos ser peores!”

En el paso de la manifestación de feministas de la “marcha de las putas”, la organización pro-vida reza en voz alta afuera del templo de San Marcos, se enfrentan por medio de consignas y oraciones.

A su paso, participantes de la ‘Marcha de Las Putas’ pintaron banquetas y paredes de distintos edificios llegando así al Congreso del Estado, el cual graffitearon en mayor medida con palabras como: “asesinos”, “aborto” y “matrimonio igualitario”; colocando también pegotes con los nombres de las mujeres que han sido asesinadas en lo que va del 2019.

Posteriormente, la marcha llegó a la catedral, lugar donde cuatro mujeres subieron a la reja principal y bailaron, al tiempo de que el resto de las manifestantes cantaban: “abajo el patriarcado, se va a caer”.

En tanto, integrantes de organizaciones pro-vida formaron una valla humana alrededor y rezaron en voz alta con rosarios en mano, confrontando a las mujeres con pañuelos verdes, pancartas y banderas del movimiento.

Al llegar al zócalo, acusaron que no fueron tomadas en cuenta dentro de las iniciativas del gobernador Miguel Barbosa Huerta, las cuales reformaron el Código Penal y Civil del Estado, no obstante, mantienen la criminalización de las mujeres que abortan y el matrimonio entre un solo hombre y una sola mujer.

Asimismo, denunciaron que el Congreso Local no escuchó sus peticiones, pues el pasado martes 8 de octubre desecharon la posibilidad de que la interrupción legal del embarazo fuera una realidad en Puebla, así como el reconocimiento del matrimonio igualitario. 

Te recomendamos