Con Valor y Verdad | El hilo de Pancho

En todo el mundo se sabe perfectamente, que el gran poder que posee el presidente Andrés Manuel López Obrador es consecuencia del “encabronamiento social” que le dio el triunfo el 1 de julio pasado, y que la oposición sencillamente no existe.

Votaron 30 millones de mexicanos contra los excesos de la clase política tradicional. El PRD murió en la elección federal reciente; Acción Nacional y el PRI están más despistados que causan grima. Sus actuales liderazgos son similares a sus derrotas: patéticos.

Claro que tiene el titular del Ejecutivo Federal equilibrios y barreras que lo acotan, aunque los minimice a diario, por las mañanas: los mercados financieros, las calificadoras, la contracción de la economía, la cautela de los inversionistas privados y los grandes capitales extranjeros, la prensa libre, al igual que un sector que se manifiesta a diario en redes sociales y ahora las calles.

Pero, el arranque de su administración fue muy cómodo: primero el gobernador-senador de Chiapas, Manuel Velasco Coello presidía la Conferencia Nacional de Gobernadores, y desde esa posición impulsó la llegada de los morenistas a Palacio Nacional y a su propio despacho.

Después, el gobernador tricolor de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, que fue tan tímido al poder presidencial, que ya lo apodan “Amlito”.

Hace unos días entregó la CONAGO a un panista, al primer mandatario queretano, Francisco Domínguez Servién. Pancho, es médico veterinario zootecnista y está especializado en reproducción animal.

De la grilla entre porcicultores y ganaderos salió ese hombre que le arrancó la gubernatura al mejor calificado de los gobernadores tricolores, en su momento, Pepe Calzada. Dominguez fue diputado, presidente municipal y senador de la República. Hace seis días asumió el liderazgo de CONAGO, y abrió un hilo en la red social twitter:

“Trabajaré por 4 objetivos“:

1.-Elevar la CONAGO a rango constitucional. En los estados se articula la gobernabilidad, el progreso y la libertad. Por eso la voz de las entidades debe incluirse como instancia de consulta para el fortalecimiento del federalismo y la confección de políticas públicas.

2.-Pedí al presidente López Obrador firmar un Acuerdo por la Concordia que elimine la crispación y nos reúna en el propósito de construir juntos el México que aspiramos. Urge reconciliar a México y terminar con la polarización. Asumamos un compromiso con la moderación.

3.-Colaboraremos para que el país crezca al 4%. Urge hacer que norte y sur crezcan al mismo ritmo. Complementaremos el esfuerzo federal: además de millones de aprendices, apoyaremos el surgimiento de millones de empresarios. Generaremos empleo, pero también generadores de empleo.

4.-Debemos otorgar a las entidades más recursos fiscales. Convocamos a la revisión de las atribuciones y la Ley de Coordinación Fiscal, que permitan que las entidades obtener mayores recursos.”

En el corto plazo sabremos si logró cambiar la Carta Magna, firmar el acuerdo, unir a sus homólogos para crecer parejo y modificar la repartición del dinero.

De lograrlo, se convertiría de manera natural en el líder de la oposición, aspirante presidencial, y sería visto como un responsable coadyuvante histórico del cambio de régimen; si fracasa, será recordado como otro portero chafa, que colaboró inocentemente en la goliza lopezobradorista.

Con Valor y Con Verdad.-Según la más reciente encuesta nacional de Arias Consultores, los gobernadores más ineficientes son: Cuauhtémoc Blanco (Morelos); Adán Augusto López (Tabasco); Javier Corral (Chihuahua) y Cuitláhuac García (Veracruz)…..los mejor evaluados Quirino Ordaz (Sinaloa); el líder de la CONAGO, Pancho Dominguez (Querétaro); Francisco Cabeza de Vaca (Tamaulipas); Mauricio Vila (Yucatán) y Rutilio Escandón (Chiapas)…..mención especial merece la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, que está en el “top six” de los mandatorios más eficientes.

*Periodist, editor y radiodifusor
@GustavoRenteria
www.GustavoRenteria.mx