Condenan a dos años de cárcel a abuelita por ser Testigo de Jehová en Rusia

106
Desde 2017 los Testigos de Jehová son perseguidos, torturados y encarcelados en Rusia sólo por pertenecer a esta religión. // Foto Internet.

Una Testigo de Jehová, de 69 años, fue condenada el pasado miércoles 24 de febrero a dos años de prisión en Siberia, la primera condena firme a una fiel desde que comenzó la represión de este culto religioso en Rusia.

“Una mujer, que además es de avanzada edad, fue condenada por primera vez a prisión”, señalan los testigos de Jehová en un comunicado, en el que denuncian una “sentencia de una crueldad sin precedentes”.

El tribunal de Abakán, capital de la república rusa de Jakasia, declaró a Valentina Baranovskaya culpable de “participación en una organización prohibida”.

Su hijo, Román Baranovsky, fue condenado a seis años de prisión por “organizar las actividades” del grupo religioso.

Según la organización, se han dictado 71 condenas y nueve Testigos de Jehová cumplen actualmente penas de prisión en Rusia.

Los Testigos de Jehová fueron prohibidos en 2017 y sus actividades como la predicación, reuniones semanales o grandes asambleas son consideradas “extremistas” por el ministerio de Justicia Rusa, un término vago que puede aplicarse a una organización “terrorista”, a una secta o a grupos de oposición.

Las autoridades llevan a cabo una política de promoción de la identidad rusa, basada en un cierto conservadurismo que tiene sus raíces en el culto ortodoxo.

Te recomendamos

Con información de EFE