Conoce la vida de matrimonio mexicano en el crucero en cuarentena

13
Matrimonio mexicano y su vida en un crucero en cuarentena
Junto a su esposa, mantienen un plan de actividades, pero sin poder salir de su camarote en el Diamond Princess. “Estamos positivos, pese a la cuarentena”, dicen.

Por Redacción

José Antonio Alatorre, un mexicano de 54 años, y su esposa Lissa, están atrapados desde el 3 de febrero en un crucero de Diamond Princess, en cuarentena tras detectarse casos de coronavirus, aunque los contagios siguen en aumento, pues hasta el momento son 135 personas las portadoras de la sepa.

En una entrevista telefonica brindada al periodico “El Univesal”, cuentan que él y su esposa zarparon el 20 de enero para realizar un viaje por turismo a la ciudad china de Wuhan, pero el 22 de enero se enteraron, por las noticias, del nuevo virus. Y el 3 de febrero, un día antes de que terminara el viaje en el barco, la pesadilla se hizo realidad: el capitán anunció que se aceleraría la llegada a Yokohama porque una persona que bajó en una parada en Hong Kong había dado positivo a la enfermedad. A partir de ese momento los pusieron en cuarentena.

José Antonio Alatorre y su esposa Lissa

“Estamos aguantando el encierro, y preocupados, porque van saliendo cada día más y más enfermos. Esperemos que no nos toque”, comenta Alatorre.

 Una vez que el primer pasajero dio positivo, se encendieron las alertas, el resto de quienes viajaban en el barco, aprox. unas 3 mil 700 personas, fueron evaluadas, incluyendo al matrimonio. También se les entregó un termómetro y se les pidió tomarse la temperatura constantemente. En caso de que supere los 37.5 grados centígrados, deben alertar a la tripulación.

“Es increíble cómo el día se nos pasa volando […] hemos estado tranquilos. Sabemos que la situación no la podemos cambiar, pero lo que sí podemos cambiar es nuestra actitud de cómo vamos a enfrentar esta situación por la que estamos pasando. Tratamos de ser positivos, de animarnos unos a otros para seguir adelante, tener buen sentido del humor para tomar las cosas con calma y no apesadumbrarnos” asegura el matrimonio.

Hasta donde sabe, existe otro matrimonio mexicano en la embarcación y dos trabajadores connacionales, según le informaron, la fecha oficial que se les dio para el fin de la cuarentena es el 19 de febrero, “si no sucede algo extraordinario. Todo depende de cómo se vayan suscitando las cosas” concluye Alatorre.

Te recomendamos:

Fuente: El Universal