Considera Melisa Nuñez injusta su despido como Director Técnico de Veracruz

Hace menos de una semana, Melissa Núñez era la entrenadora del Veracruz, pero recién pasó a la historia como la primera estratega removida de su cargo. En su lugar llega Rodolfo Vega, conocido entrenador de Fuerzas Básicas en el puerto.
Con un equipo formado exclusivamente por jugadoras de la región, la ahora extimonel de los escualos hizo frente a un torneo mucho más competitivo de lo esperado. El armado del plantel no alcanzó y tras la primera mitad del torneo se marchó sin conocer la victoria.
El adiós fue complicado, aún más cuando ella misma reclutó a sus futbolistas y les instruyó aún en los aspectos de juego más básicos. Pese a todo, desea suerte a la institución y sabe que el equipo podrá repuntar gracias al trabajo introductorio y la experiencia adquirida entre goleadas.
“Me dicen muchos, bienvenida al futbol mexicano, quizá es una novatada para mí por ser el primer puesto que tengo a nivel profesional, entonces sí me siento así de repente, como muy impactada”, declaró aún extrañada para ESPN Digital. El despido llegó casi de la nada, en la que parecía una tarde de entrenamiento como cualquier otra.
Hasta la tarde del 11 de septiembre, Núñez confiaba en entrenar a su equipo con miras a una mejor segunda vuelta, pero en cuanto llegó a las instalaciones del club le avisaron que no podía presentarse al campo de juego. Aún con las derrotas a cuestas, la joven estratega considera injusta su destitución.
“Era dejarme este torneo y hacer una reestructuración: ‘Te doy los primeros tres o cuatro juegos del Clausura’ y ahora sí, si no doy resultados, hasta yo misma presento mi renuncia, pero sí es un poco triste”, agregó sobre el proyecto que vio nacer, pero no logró concluir ante la exigencia de resultados.
Fueron siete derrotas consecutivas las de Veracruz, equipo que recibió 24 goles y anotó sólo cinco, pero es también el comienzo de una carrera profesional que desea prolongar. Melissa sabe que el futbol es injusto, aún más en el resultado, como ella misma analiza, por eso pide paciencia para sus colegas de todos los frentes.
“Yo quedo fuera, pero esto para mí no se termina, creo que tengo las bases y todo para seguir luchando por otro puesto en esta Liga, que la gente confíe y sepa que el trabajo se hizo. El respaldo está en los juegos y todo, pero ojalá le den más apertura a las mujeres”, concluyó confiada en que la revancha llegará más temprano que tarde.
Con información de ESPN