Covid-19 y temporada de lluvias, pondrá en evidencia falta de gestión de riesgos

82
Covid-19-gestión-riesgos-Puebla
El titular de la Segob destacó que se mantiene monitoreo en afluentes naturales para evitar peligro por precipitaciones // Foto: Internet.

Por Alejandra Olivera

En Puebla, el inicio de la temporada de lluvias aunada a la pandemia por Covid-19 ha evidenciado la falta de gestión integral de riesgos en la entidad, sobre todo en las zonas de alta marginación y con condiciones geológicas vulnerables a fenómenos naturales.

La atención limitada en zonas de alarma tiene que ver con una falta de jerarquización adecuada de riesgos de manera territorial, mismos que no fueron detectados previo a la llegada de asentamientos humanos, pues en el Estado solo el 17 por ciento de los 217 municipios cuentan con un Atlas de Riesgos, además que algunos de los 37 existentes corresponden a análisis de hace 10 años.

Históricamente las zonas de riesgo por lluvia atípica o extrema se encuentran en la Sierra Norte, Sierra Nororiental, Mixteca y la Sierra Negra, donde se han reportado inundaciones, así como deslizamientos e inestabilidad del suelo que provocan deslaves en decenas de puntos distribuidos en el Estado según un mapa elaborado por el Igavim.

Juan José Hernández López, director del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (IGAVIM), explica que, ante esto, a los riesgos por lluvias torrenciales deben sumase los que conllevan la pandemia de Covid-19, pues actualmente no están incluidos en las acciones operativas de atención a desastres naturales ni en el atlas de riesgos estatal o en los municipales.

Para la temporada de ciclones tropicales y lluvias de 2020 se prevé que ocurran entre 30 y 37 ciclones, siendo los meses de septiembre y octubre los más intensos en el territorio nacional, según informó Blanca Jiménez Cisneros, directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

La funcionaria federal indicó que ante la crisis sanitaria por Covid-19 se ha preparado un pronóstico especial para 480 hospitales, entre ellos 9 nosocomios poblanos, que atienden pacientes con coronavirus, a fin de que los centros médicos puedan contar con las previsiones por la formación de tormentas eléctricas, caída de granizo, lluvias y vientos severos para resguardar a tiempo la integridad física de pacientes y personal.

En el Plan Operativo ante Emergencias Hidrometeorológicas de 2019 del gobierno de Puebla se observa que Izúcar de Matamoros es susceptible de inundaciones y granizadas, Teziutlán, de deslizamientos e inundaciones, Zacapoaxtla de granizadas, deslizamientos e inundaciones; lo que significaría un mayor riesgo, pues en dichas demarcaciones hay hospitales reconvertidos para tratar a pacientes con Covid-19.

En general, se tienen identificados 57 municipios susceptibles de deslizamientos y 21 de derrumbes, así como 104 municipios con riesgo de inundaciones, cuya mayoría se ubica en la Sierra Norte, Sierra Negra, aunque en la región Angelópolis también hay puntos críticos.

Sobre este tema, el secretario de Gobernación, David Méndez Márquez, aseguró que la dirección estatal de Protección Civil ya cuenta con un nuevo plan para atender las afectaciones que causen lluvias torrenciales, sin embargo, su área de comunicación social negó una entrevista sobre el tema.

Te recomendamos