Cuándo cambiamos de aires en el trabajo

14

Esta situación es algo que tarde o temprano enfrentas en tu vida laboral y cuando se te presenta no siempre sabes cómo actuar…

El famoso “cambio de aires”, en otras palabras, cuando decides salir de tu trabajo actual por otro nuevo, normalmente cuando tienes esta situación en la vida es porque o ya cerraste tu ciclo en la empresa actual o porque tienes la oportunidad de una mejor oferta laboral.

Pero la parte difícil no siempre es tomar la decisión, si no como la afrontamos, ¿qué quiero decir con esto? la mayoría de las veces que llegas con tu jefe a comunicarle que te vas de la empresa, consultoría, despacho, etc.

La reacción inicial será de sorpresa/enojo, ya que algunas veces el jefe lo puede tomar como una cuchillada por la espalda a la confianza y apoyo que se te tuvo durante el tiempo que laboraste ahí, esto independiente de las razones que te hayan orillado a tomar la decisión.

En este momento es cuando debes de pensar con la cabeza fría, a que me refiero con esto, a que debes de entender que la persona enfrente de ti (el jefe), no tenía contemplado en sus planes tener tu puesto como vacante, segundo, porque es una noticia que no quieres escuchar cuando eres el líder de un proyecto y tercera siendo sincero es que muy pocas separaciones son tomadas bien por ambas partes, entonces teniendo esto como contexto debes de apoyarte en la empatía y explicarle en términos generales el motivo de tu salida, siempre es bueno dar un retroalimentación objetiva para disipar dudas o malos entendidos, también debes de tener claro que vas a hacer una entrega de puesto y esto puede llevar algo de tiempo, te diría que mínimo una semana, por lo cual considéralo dentro de tus planes de calendario y recuerda siempre buscar salir en los mejores términos posible, uno por no dejar en mal tu nombre y trabajo previo y segundo porque nunca sabes en que momento vas a volver a trabajar con o para las personas que estas “dejando atrás”.

Otra situación a considerar es que debes de acordarte que en el tema laboral es casi como en el noviazgo; te pueden aplicar el, si se lo hizo a él/ella porque no me lo haría a mí, ¿a qué me refiero con esto?

A que tus socios o empleadores futuros siempre van a querer saber cómo saliste de tu trabajo anterior porque eso dice mucho de ti y porque también tienen que contemplar que algún día es muy probable que exista una separación entre tú y ellos y no van a querer depender de alguien con antecedentes conflictivos o poco profesionales; Y, por último, porque la verdad es más “bonito” poder salir con la frente en alto de un lugar y saber que el día de mañana si lo necesitas puedes contar con ellos.

Entonces en resumen mi consejo es siempre se transparente en el proceso, avisa con tiempo y da información general del porqué de tu decisión y espero que esta decisión que estas tomando realmente sea la mejor para ti en este momento…

Gerardo Costes Parlange
Gerente de estrategia corporativa y comunicación en CADI Consultoría