Da juez duro revés a Netflix por una demanda que levantó Fox

Imagen de Flickr

El pleito, que se ha llevado desde hace más de dos años, inicio luego de que dos empleados dejaron Fox para unirse a las filas del servicio streaming, aún cuando sus contratos todavía no terminaban con la casa productora de cine y televisión.

En la demanda, Fox señalaba que Netflix había interferido los contratos de Tara Flynn y Marcos Waltenberg, quienes dejaron su empresa antes de que sus contratos concluyeran.

Netflix por su lado respondió que los contratos que Fox le da a sus empleados son ilegales ya que obligan a sus trabajadores a permanecer en su empresa sin su consentimiento, pero sólo con algunos, ya que otros trabajadores se van sin tener algún tipo de represalia.

Según reportó esta tarde  la revista “Variety”, el juez Marc Gross se puso del lado de Fox al señalar que los argumentos de Netflix contra las prácticas de Fox no son sólidos.

Los hechos indiscutibles muestran que Netflix interfirió intencionalmentecon los contratos de Fox con Waltenberg y Flynn. Al hacerlo, se puede argumentar que Netflix buscó promover su propio interés económico a expensas de Fox y tal conducta no está justificada”, le dijo Gros a “Variety”.

No obstante, el juez también ha dicho que Fox no ha podido demostrar que las acciones que ha hecho Netflix les han repercutido monetariamente hablando.

El abogado de Fox, Daniel Petrocelli, dijo al sitio norteamericano que desde que se inició esta demanda (que se tiene planeado que empiece el juicio en enero) , alrededor de 15 empleados más han dejado las filas de la empresa para irse a Netflix.

Netflix ha sido muy audaz en la manera que ha actuado con los empleados de Fox. Los empleados están siendo saqueados mientras hablamos“, dijo Petrocelli a “Variety”.

Por su lado, la abogada de Netflix, Karen Johnson-McKewan detalló que nadie ha robado empleados a la competencia y lo que ha sucedido es una consecuencia de los despidos sustanciales que Fox ha hecho desde que se fusionó con Disney hace unos meses.

Sugerir que hay algo de pillaje aquí es un poco exagerado. Se siente como lágrimas de cocodrilo quejarse de un puñado de empleados que se han ido para ir a Netflix”, señaló Johnson-McKewan.

TE RECOMENDAMOS:

Fuente El Universal