De 477 iglesias afectadas en Puebla, 430 han requerido reconstrucción

31
De 477 iglesias afectadas en Puebla, 430 han requerido reconstrucción

De los 477 templos afectados en el estado de Puebla por el sismo de hace un año, 430 requirieron trabajos de reconstrucción; de los cuales, 21 fueron reparados con recursos de las propias comunidades, informó la Arquidiócesis de Puebla, al hacer un recuento de daños del movimiento telúrico de 7.2 grados Richter.

En el informe, la iglesia detalló que 119 inmuebles religiosos fueron apuntalados; además de que se instalaron 40 capillas abiertas en diversas comunidades de la Mixteca para continuar con el culto religioso, en cuyos trabajos participaron las fundaciones Empresarios por Puebla y Slim, entre otras.

También se dio a conocer que la Comisión Diocesana de Pastoral Social abrió siete centros de acopio; canalizó más de 8 mil despensas y más de 20 toneladas en cargamentos de víveres, ropa y calzado, productos higiene personal, artículos de limpieza, medicamentos y materiales para construcción en vinculación con diversas universidades como la UPAEP, Anáhuac, La Salle y agrupaciones como Justicia Ciudadana, Central de Abastos y María Visión.

En esta contingencia también se apoyaron a 27 parroquias de 41 comunidades; se construyeron 36 viviendas, de las cuales 8 fueron en Chietla, 10 en Epatlán, 16 en Patlanoaya, 1 en Tianguismanalco, 1 en la Galarza.

Cabe mencionar, que los trabajos de reconstrucción en templos son ejecutados y supervisados por el INAH.

Además, se instalaron 40 Capillas Abiertas para continuar con el culto religioso ante la inhabilitación de templos, apoyo recibido por parte de la fundación Empresarios por Puebla y Fundación Slim entre otros.

Se brindó apoyo alimentario a 14 comunidades y apoyo psicológico en 21 poblaciones, en los que participaron 399 voluntarios entre religiosas, seminaristas y laicos.

Fueron diversas localidades afectadas por el sismo, las que recibieron apoyo de migrantes poblanos para levantar sus templos, capillas, salones o casas parroquiales. Asimismo, diversas comunidades religiosas como las del Verbo Encarnado se dieron a la tarea de cubrir necesidades básicas en diversas poblaciones

“Sin duda alguna estos acontecimientos nos manifiestan que somos una Casa Común, y que el cuidado de ella, es principalmente cuidado de los seres humanos que la habitamos. Como iglesia agradecemos a todas las buenas voluntades que se suman para trabajar en conjunto, mostrando entrañas de misericordia ante el dolor humano, así como los que han tenido el gesto, la acción y la palabra oportuna frente a todo hermano que lo ha necesitado”, concluyó la Arquidiócesis.

Te recomendamos:

Templos de la Mixteca Poblana continúan sin intervención: Arzobispo

Por Aarón Martínez