Del azul al negro

6
Del azul al negro

El pasado 1 de Marzo, Weezer lanzó su tercer álbum de estudio conocido como “The Black Álbum”, un disco que entre sus fans generó mucha expectación por el contexto y los mitos que lo rodeaban incluso desde antes que Rivers Cuomo, el vocalista de la banda anunciara su publicación en instagram.

Weezer tiene un séquito de fans muy intensos y bipolares, pues mientras unos se emocionan con cada álbum que lanzan (han estado muy activos ya que han lanzado 5 discos en el mismo número de años) y el otro grupo más radical argumenta que la banda no lanza un buen disco desde Pinkerton de 1996.

Este álbum es para muchos el mejor en la carrera de Weezer, y ante los diferentes ritmos y géneros que han  adoptado algunos fans exigen a la banda que retome el sonido y las letras tristes y oscuras del citado segundo álbum de la banda, este trabajo catapultó a Weezer como los voceros de los emos-geeks de la época.

De los 13 álbumes que conforman su discografía, 6 son llamados “Weezer” pero se diferencian por el color de la portada, azul, verde, rojo, blanco y turquesa son los antecesores del álbum negro, el cual según rumores (a veces alimentados por el propio Rivers Cuomo) estaba pensado para ser un Pinkerton 2.

1.- Can’t Knock The Hustle. Una canción que te hará comportarte la próxima vez que pidas un Uber, con un ritmo bastante intenso y bailable, un bajo poderoso y una tonada incluso con un poco de rap, es una gran forma de empezar con este álbum, además que es curioso escuchar letras en español.

2.- Zombie Bastards. Continúan los arreglos musicales más cercanos al rap que al rock, una canción tranquila que inicia con rasgueos de guitarra eléctrica que seguramente disgustó a los más puristas.

3.- High as a Kite. Con un ritmo melancólico basado en el piano nos recuerda el sonido del álbum “Make Believe”, y recuperamos la esencia del Weezer emo.

4.- Living in L.A. Parece esta una canción más para el álbum “Pacific Daydream”, el antecesor del Black Album (en cuanto a álbumes de estudio ya que se cruza el “Teal Album” lanzado en enero, un excelente disco de covers recomendado por Elton John, y que fue nominado este año al Grammy de mejor álbum rock, aunque coquetea demasiado con la música electrónica y el pop, recursos que encontramos en este track.

5.- Piece of Cake. Retomando el piano con palmas, muy al estilo Queen, llegamos a la mitad del álbum.

6.- I’m Just Being Honest. De nueva cuenta es imposible no recordar “Make Believe”, con guitarras suaves como base y con un esquema cuadrado verso-coro-verso.

7.- Too Many Thoughts in My Head. Con un sonido y estructura algo barrocos para lo que Weezer siempre ha hecho, pero resulta un buen experimento.

8.- The Prince Who Wanted Everything. “Raditude” fue un álbum de Weezer lanzado en 2009, uno de los más ignorados y cuestionados por sus fans, donde encontramos similitudes en esta canción con las guitarras distorsionadas y los ritmos planos y repetitivos.

9.- Byzantine. Sin duda la joya del álbum, con interesantes coros y combinación de requintos de guitarra acústica y arpegios de eléctrica, una canción ágil y pegajosa pero con el toque nerd de Weezer.

10.-  California Snow. La canción “Heavy” del álbum, al igual que Living In L.A más apegada a música electrónica que al rock, pero es una forma consistente de cerrar el álbum.

Al final “The Black Album” no es ni cerca la segunda parte de Pinkerton, parece más bien una licuadora de los últimos álbumes de Weezer, quienes cada vez dejan más en claro que a pesar de las críticas de algunos de sus fans, seguirán explorando géneros fuera del rock.

De sus últimos álbumes el que más me ha gustado es “Everuthing Will Be Alright In the End” lanzado en 2014, pero cada uno de los trabajos de la banda tiene cosas interesantes. En su presentación en el festival Catrina en diciembre pasado pude constatar que la banda sigue rockeando con sus mejores éxitos así que mientras más música tengamos de ellos, mejor.

Algo de Rock en español 

Una noticias que causó gran interés fue el lanzamiento de una nueva canción de la banda mexicana “Caifanes” que no entregaba material nuevo desde hace 25 años, el tema en cuestión se llama “Heridos” y aunque la voz de Saúl Hernández se escucha lastimada, la esencia de Caifanes se mantiene aunque algunos citan que se notó la ausencia del guitarrista  de origen argentino Alejandro Markovich.

Y hablando de Argentina, la banda originaria de este país, Estelares también lanzó nuevo material, y es que ya trabajan en el sucesor de “Las Antenas” su más reciente disco de estudio lanzado en 2016. Aunque a mi gusto  la canción “Ríos de Lava”, no es de sus mejores trabajos, sí me gustaría dejar en claro que esta banda es una de las más interesantes en el rock sudamericano.

Por Miguel Ramírez