Delegado de Sedesol es el operador político para buscar la gubernatura en Puebla de Lastiri

Lastiri y Vega Rayet
El delegado de Sedesol es el operador político para buscar la gubernatura en Puebla de Lastiri

Para los priistas poblanos no es secreto que el subsecretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano del gobierno federal, Juan Carlos Lastiri Quirós, es respaldado en sus aspiraciones como candidato a gobernador con recursos de las delegaciones federales.

En ese juego político ilegal a todas luces participa el más fiel de los políticos poblanos a su causa, el delegado de Desarrollo Social, Juan Manuel Vega Rayet, quien ha recogido firmas entre sus empleados y familiares de respaldo a Lastiri bajo la amenaza de que si no lo hacen los dará de baja en un despido fulminante.

El delegado de Sedesol afirma en donde puede, que no utilizan la dependencia con fines electorales pero es público para los priistas y sus empleados que desvían recursos y maneja el presupuesto con fines electorales, lo que es un delito.

En un acto descarado llegó a declarar la semana pasada, después de que se conoció un audio de una llamada telefónica con Lastiri donde explicaba el uso que le da a los fondos federales, Vega Rayet afirmó que no presiona a los delegados federales para respaldar el proyecto político de su jefe y como priistas en sus tiempos libres lo apoyan.

No es un secreto que los condiciona y chantajea para que se sumen, les guste o no el candidato.

Retó a los priistas que lo acusan a probar que utiliza las delegaciones federales para promover a Lastiri para la elección de 2018, como lo han señalado y probado ante las dirigencias local y nacional.

Vega Rayet negó lo evidente, que su delegación y los diversos programas sociales son usados con fines político electorales, pues además señaló que de hacerlo existen sanciones severas que por lo visto no le importa enfrentar.

El delegado de Sedesol es el operador político del proyecto para buscar la gubernatura de Puebla que utiliza el subsecretario de SEDATU, la suya es una actitud ilegal que no soportaría una simple auditoría.

No sólo usa los recursos para el PRI sino los canaliza para ganar voluntades y no para atender a los pobres.

Lástima de Sedesol en Puebla, está en manos de corruptos y cínicos y lo peor es que piensen que así pueden ganar las elecciones de 2018.