#DelReportero | La clase política está desatada

#DelReportero | La clase política está desatada

Conforme pasan los días y no hay designación de gobernador interino, por parte del Congreso Local, aparecen más interesados en lo personal y alentados por grupos en ocupar esa posición, que si bien le va durará hasta siete meses.

Están por un lado los supuestos acuerdos de la dirigencia nacional panista con la Secretaria de Gobernación, los intereses de los panistas tradicionales que van a pelear por la posición, los de la dirigencia nacional de los partidos de Juntos Haremos Historia, los priistas, los partidos que eran aliados del morenovallismo y que buscan otro camino, las organizaciones no gubernamentales y los que aparezcan en las siguientes horas.

En realidad, hay muchos tiradores, pero son contados los casos de quienes reúnen un perfil adecuado que conjunte experiencia gubernamental y capacidad de conciliación con una diversa y politizada sociedad poblana, que está harta de los partidos y sus políticos.

No tendrán tiempo para aprender, son pocos los meses, semanas y días que estará en el poder y es tan grande su tarea. Que quizá apenas este rindiendo protesta y saldrán los tiradores a sustituirlo, con todo lo que ello representa.

La capacidad para conciliar no se encuentra fácilmente y menos que los poblanos acepten sentarse a negociar y se atiendan al mismo tiempo problemas de Seguridad, Corrupción, Programas Sociales, Educación, Salud, Infraestructura y todo lo que se acumule diariamente.

Ser interino es un reto enorme.

La historia poblana nos documenta casos exitosos, como los de Aarón Merino Fernández y Guillermo Morales Blumenkron.

Aunque también hay desastrosos, como el del popular Gonzalo Bautista O´farril que por su autoritarismo salió casi corriendo de la gubernatura, cuando había sido su sueño.

Los diputados locales tienen que tomar pronto una determinación, se espera que esta misma semana quizá entre jueves y viernes, y por cómo se observan y los intereses que están en juego será difícil que designen a uno por unanimidad y si milita en un partido aún más difícil porque son contados los casos de quienes reúnen el perfil necesario, aunque no están en el ánimo de alguna u otra fracción parlamentaria, según sea el partido en el que militan.

Mientras más se retrase la designación el ambiente empeora, se polariza y se encona entre los actores políticos que pretenden dominar la gubernatura interina, para que sea su plataforma y puedan ganar la elección constitucional del 2 de junio.

No la tienen fácil los partidos políticos ni los grupos de interés.

Por ejemplo, esta semana empezó a trascender con rasgos de seriedad que el hermano de Martha Erika Alonso, Florentino, quiere ser gobernador de Puebla.

El portal Huffpost publicó la historia que muestra cómo se va complicando el escenario a solo dos semanas de la tragedia, en que perdió la vida la gobernadora y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle,

“El hermano de Martha Erika Alonso quiere seguir el legado de la fallecida gobernadora en Puebla, para ello deberá convencer al grupo morenovallista de postularlo.

“Quien ya se promueve como una opción viable para competir por la gubernatura en la elección extraordinaria en Puebla —que tentativamente se prevé para el 2 de junio—, es Florentino Alonso Hidalgo, hermano de la difunta gobernadora, Martha Erika Alonso.

“De acuerdo con fuentes cercanas a la familia, este empresario ya notificó a sus hermanos que la mejor forma de ´honrar´ la memoria de Martha Erika es que uno de los suyos ocupe la vacante.

“Florentino anda en búsqueda de los principales operadores políticos del grupo morenovallista —que lideraba su cuñado Rafael Moreno Valle— como Eukid Castañón y Roberto Moya Clemente para negociar su candidatura.

Mencionan que el plan de Alonso Hidalgo es venderse como un “perfil ciudadano” porque no milita en algún partido político. Sin embargo, falta convencer a otros que se apuntan para la nominación, como el expresidente de Puebla, Luis Banck Serrato.

“Florentino también busca el respaldo de organizaciones no gubernamentales, además de empresarios locales, principalmente constructores beneficiados en el sexenio de Moreno Valle (2011-2017)”.

Ese es uno de los precandidatos a gobernador constitucional por un partido competitivo, pero no es el único, ayer en El Universal se dio como un hecho que Luis Ernesto Derbez quiere ser candidato, pero también tienen pretensiones Luis Banck y Roberto Moya, quienes tendrán que aceptar competir con Eduardo Rivera y Humberto Aguilar Coronado.

Todos asumiendo que por Morena será Luis Miguel Barbosa.

La definición del gobernador interino mostrará las tendencias de los partidos y los intereses en juego y entonces si se perfilarán los precandidatos más viables, pero no únicos porque en una nueva elección de gobernador habrá competencia interna de los partidos y Puebla la vivirá.

Por eso los siguientes días, de esta semana, serán claves.

Se están jugando, partidos y políticos, el poder y en algunos casos la vida.

fcrisanto@radiooro.com.mx

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto