#DelReportero | Morenovallismo

#DelReportero | Morenovallismo

Vale hoy una pregunta ¿sobrevivirá el morenovallismo sin su fundador?

Incrementa el turismo en Puebla
HAWC, punto clave de la astrofísica actual
Hubo heladas y continuarán bajas temperaturas en zonas altas de Puebla

Bajo el título “Buscan continuidad de morenovallismo”, firmado por el periodista Mayolo López, ayer el diario Reforma puso el dedo en la llaga de un fenómeno que afecta la vida política en el estado de Puebla.

La preeminencia como grupo hegemónico que ha sido en los últimos 8 años, ahora sin su fundador y líder y por el momento sin quien lo sustituya, con la viabilidad que les urge y requieren para mantenerse en el poder. En los subtítulos apuntan:

“Intentan allegados a ex Gobernador superar etapa crítica. Pugna panismo por candidatura para interinato en Puebla”

Ayer, en una reunión privada de diputados locales para discutir la designación del próximo gobernador interino, los morenovallistas pusieron sobre la mesa los nombres de su terna:

Luis Banck Serrato, Jesús Rodríguez Almeida y Diódoro Carrasco Altamirano.

No se planteó ahí si son nombres avalados por la dirigencia nacional panista, que es muy probable que también tenga su propia propuesta y no coincida en todo con la de los integrantes de la corriente del exgobernador, ahora fallecido.

Dante Delgado, fundador de Movimiento Ciudadano, “narra una anécdota que pinta de cuerpo entero la naturaleza del morenovallismo. ´Rafael era muy perseverante. Siempre quería ejercer un liderazgo. Entonces le hacía algunas bromas sobre eso. Le decía: ‘acuérdate que aparte de ti, siempre existen otros, Rafa’, recordó el senador”.

Moreno Valle, ex diputado federal, dos veces senador y gobernador que, en vísperas de Navidad, junto con su esposa, Martha Érika Alonso, perdió la vida en un accidente aéreo,forjó un grupo compactó que lo acompañó en los últimos ocho años.

“El movimiento que en torno suyo articuló Moreno Valle intenta en esta coyuntura sortear los días más críticos tras el fatídico desenlace del político poblano. Uno de los allegados al ex Mandatario, Max Cortázar, advierte que la definición para el morenovallismo sobrevendrá con el resultado de la elección extraordinaria de Gobernador.

“¿Qué sigue para el morenovallismo? Es que es un tema por episodios. El primer episodio es el interinato. El siguiente vuelve a ser el proceso electoral. Todo dependerá de cómo se vayan moviendo las cosas en estos episodios, por lo menos en estos cuatro, cinco meses. Todo camina de la mano de lo que pase en este proceso, indica”.

Sólo que los morenovallistas no van solos, ya que hay panistas que también están levantando la mano para ser tomados en cuenta en la designación de interino y en la competencia por la gubernatura constitucional.

“Rafael Micalco, ex dirigente del PAN en Puebla, dice que el inicio del morenovallismo asoma cuando Moreno Valle se hace de la gubernatura, precedido por una carrera política del patriarca marcada por el choque con el ex Mandatario poblano Melquiades Morales; por su acercamiento a Elba Esther Gordillo; por su ruptura con el PRI y, con la bendición del ex presidente Felipe Calderón, por su arribo a las filas del PAN.

“Para el morenovallismo, antes que bien común, que cualquier ideología o postulado de partido, antes que todo eso, está la búsqueda del poder para, a través de él, acrecentar su influencia. Es la búsqueda de poder, antes que cualquier otra cosa. Y se van apropiando de estructuras, instituciones, partidos, tribunales, sector educativo. Es un pulpo con muchos tentáculos que se va haciendo de entidades con fines de poder, señala Micalco, otro amigo de Moreno Valle con el que, a la postre, terminó distanciado”. 

En el extenso trabajo periodístico de Reforma se recuerda que “crítico permanente de la influencia que en el PAN ejerció Moreno Valle, Juan José Rodríguez Pratts asegura que el poblano nunca cambió su mentalidad de priista.

“Moreno Valle, dice Rodríguez Pratts, había penetrado al PAN al viejo estilo priista: nunca buscó convencer al panismo. Se fue al viejo estilo priista de cooptar cabezas, líderes, de cooptar la estructura panista. Conozco muchos casos donde decía: Aquí controló al presidente y a los líderes, los demás van a sumarse. Nunca hizo un esfuerzo por convencerlos, cuando menos asomarse a la doctrina panista”.

Comenta que, en el proceso electoral pasado,el poblanobuscó en vano la candidatura presidencial panista. Pugnó por una elección abierta a todos los ciudadanos, pero Ricardo Anaya se impuso y le ganó, aunque luego éste, según Rodríguez Pratts, se vio forzado a aceptar que Martha Érika Alonso fuese la candidata al gobierno de Puebla.

“La influencia de Moreno Valle creció desde que se hizo senador. Se hizo amigo de gobernadores, apoyó sus campañas e impuso dirigentes estatales.

“Ligado a los ejecutivos estatales que recelaban de Anaya, Moreno Valle se hizo de la coordinación de la bancada en el Senado cuando Marko Cortés aceptó que los mandatarios respaldaran su campaña como candidato a la presidencia del blanquiazul.

“Con la ratificación del Tribunal Electoral de la victoria de Alonso, Moreno Valle pudo respirar con tranquilidad: aunque con seis largos años por delante, el camino se le despejaba en su aspiración de ser el abanderado panista a la Presidencia de la República.

“Rafael Moreno Valle y Martha Érika Alonso, además, se preciaban de ser el primer matrimonio que gobernaría una entidad”.

De acuerdo con Max Cortázar, quien fue vocero en el gobierno de Moreno Valle, Roberto Moya, desde ayer senador, será “de facto” la cabeza visible del morenovallismo. Ex secretario de Finanzas y luego jefe de la Oficina del Gobernador, Moya ocupa el escaño que dejó a su muerte.

“Del círculo más allegado al que fuera líder del movimiento, sobresalen el ex alcalde de la capital poblana y ex titular de Desarrollo Social en el Gobierno de Moreno Valle, Luis Bank, quien se perfila como uno de los más fuertes prospectos para ser candidato en la elección extraordinaria. Bank fue el único orador en la ceremonia del último adiós a la pareja.

“También aparece el ex diputado federal Eukid Castañón, el primer político que se apersonó en el terreno en que yacían los restos del helicóptero en que viajaban el senador y la Gobernadora, y a quien se le atribuye la operación del supuesto aparato de espionaje del ex Gobernador”.

Sólo que ahora el morenovallismo no va solo al interior de Acción Nacional y en el mismo documento se explica que para el ex senador poblano Humberto Aguilar Coronado, los seguidores de Moreno Valle “velarán por su legado” pero el PAN necesita definir urgentementesu propuesta de gobernador interino.

“Una propuesta que transite en el interior del morenovallismo, en el PAN y ante la mayoría de Morena en el Congreso estatal”, señala.

Incluso Aguilar Coronado dice que estaría dispuesto a aceptar la gubernatura interina siempre y cuando el eventual nombramiento suscite un “espíritu de conciliación” en el enrarecido ambiente que se respira en Puebla.

Vale hoy una pregunta ¿sobrevivirá el morenovallismo sin su fundador?

No sólo sus opositores de otros partidos auguran que ello es improbable, los propios panistas trabajan ya en el sentido de reducir su influencia a la mínima expresión y al interior están en la búsqueda del liderazgo perdido.

Este escenario, el fallecimiento inesperado del ex gobernador, no estaba incluido en la ruta triunfal para construir un proyecto transexenal para el estado de Puebla y conseguir la anhelada presidencia de la República.

El sueño ¿terminó?

fcrisanto@radiooro.com.mx

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0