#DelReportero | Política en ruedas

#DelReportero  | Política en ruedas

El Estado no se rendirá a las amenazas y menos si hay intereses políticos aviesos generando problemas.

Tatiana Clouthier declinó cargo por cuestiones familiares
China cierra el Tíbet por cuestiones políticas
Misión Cumplida

La tarde del martes, los concesionarios que encabezaron el paro matutino del transporte público en la capital poblana llegaron con la soberbia de quienes merecen todo y ante los funcionarios estatales impusieron un ultimátum: tienen 20 minutos para autorizar el aumento a 15 pesos el pasaje o nuevamente suspendemos el servicio.

Ni hubo aumento al pasaje, ni tampoco nuevo paro de transporte, aunque amenazan con llevarlo a cabo hoy.

Están plenamente identificados los instigadores y quienes son “la mano que mece la cuna”.

Detrás de los paristas hay transportistas y políticos de distintas filiaciones, que en principio pretenden mostrar debilidad del gobierno del estado e ingobernabilidad en un tema delicado, como es la movilidad en la capital y su zona metropolitana.

Las instrucciones son no caer en provocaciones, pero menos ser rehenes de amenazas y chantajes, por eso no habrá aumento al pasaje como esperaban.

Si en las mesas de negociación, con la subsecretaría de Movilidad, los representantes de la mayoría del transporte habían avanzado, con lo que hicieron el martes sus “compañeros” se vino abajo la posibilidad inmediata de un ajuste a las tarifas.

Como ciudadanos, pueden disentir y exigir al gobierno que cumpla sus demandas, pero jamás se justificará que algunos que tengan una concesión de un servicio público atenten contra la sociedad, como lo hicieron de una forma alevosa y grosera concesionarios de rutas del nororiente de la capital.

Al incurrir en esa grave anomalía de dejar sin servicio a colonias populares por reclamar un aumento a las tarifas, tienen ahora más que perder y el repudio de sus compañeros porque el aumento exigido no los concederá la actual administración.

Los autores materiales que armaron la batahola son Ariadna Galicia Cruz y su hermano Alfonso, quienes tienen unidades en cinco rutas de la ciudad y otras foráneas.

Son sesenta y cuatro las concesiones que pueden perder, pues sus dueños llevaron a cabo y alentaron el paro del transporte, no fueron las rutas completas, si no que sumaron a inconformes con la tarifa actual para armar su protesta, la mayoría no compartió sus métodos y pronto regresaron a trabajar.

Tal fue su desesperación que cuando confirmaron que su chat no funcionaba ni tenía la convocatoria esperada, decidieron vandalizar, asustando y amedrentando a otros choferes para que no circularan más micros y camiones.

Cometieron delitos que deben ser sancionados, desde el retiro de las concesiones que, según ellos, ya no son negocio, hasta penales por las agresiones que infringieron a los usuarios y transportistas.

El subsecretario de Movilidad y Transporte estatal, Alberto Vivas, señaló que el gobierno estatal inició el retiro de concesiones a los transportistas que participaron en el paro para exigir un alza en el precio del pasaje.

Para hoy se tiene previsto, en caso de que insistan en suspender el servicio de transporte y afectar a los ciudadanos, poner a disposición de los usuarios unidades de apoyo para su movilización, además de que otros grupos transportistas entrarán a cubrir las rutas faltantes.

Vivas insistió que no se autorizará un incremento en la tarifa del transporte en Puebla, porque ya existía un acuerdo previo que es respaldado por la mayoría de los concesionarios para mantener el precio actual de seis pesos.

Ariadna Galicia, representante de los paristas, insistió que hoy volverán a manifestarse en las calles, en el marco Informe de Rendición de Resultados de gobierno de Tony Gali.

Según Galicia, los transportistas enfrentan la amenaza de quiebra ya que por años han pagado ellos un bajo precio del transporte.

Lo cierto es que si dejó de ser negocio deben vender sus concesiones y si fueran honestos regresarlas al gobierno estatal, que por lo pronto y con base en la ley se las retirarán a Ariadna y de ella serán 3 de la Ruta 1.

El Estado no se rendirá a las amenazas y menos si hay intereses políticos aviesos generando problemas.

Con el retiro de las concesiones, sus ahora propietarios dejarán de sufrir todos los días para enfrentar los altos costos, según ellos.

El gobierno les hará un favor.

fcrisanto@radiooro.com.mx

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0