Doble atentado suicida y ataques dejan decenas de muertos en Irak

Doble atentado suicida y ataques dejan decenas de muertos en Irak

Al menos 50 personas murieron y decenas más resultaron heridas durante un atentado suicida y ataques armados cerca de la ciudad de Nasiriya, en la sureña provincia de Dhi Qar, cuya autoría se atribuyó el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Los ataques comenzaron la mañana de este jueves, cuando un grupo de hombres armados no identificados abrió fuego al azar dentro de un restaurante ubicado en la carretera principal de Dhi Qar, que une la capital con las provincias del sur del país.

Fuentes oficiales en Nasiriya informaron que varias personas murieron y resultaron heridas en el lugar, entre ellas varios visitantes iraníes, y que después los militantes huyeron a bordo de dos vehículos, según reporte del sitio IraquiNews.

Los atacantes se dirigieron hasta un puesto de control entre la frontera de las provincias de Dhi Qar y Muthanna, donde explotaron uno de los vehículos que iba cargado de explosivos, provocando más víctimas.

En su huida, a bordo del segundo vehículo, dos atacantes abrieron fuego contra los conductores y acompañantes de varios vehículos cercanos, antes de hacer estallar el coche bomba y causar otras muertes.

El Departamento de Salud de Dhi Qar informó en un comunicado que 50 personas perdieron la vida y 87 resultaron heridos por los ataques armados y atentados suicidas, aunque medios internacionales estiman que la cifra total de víctimas es mucho mayor.

La dependencia provincial advirtió que el número de muertos podría aumentar, ya que varios de los heridos estaban en condición “muy crítica”.

En una declaración publicada a través de su agencia de noticias Amaq, el grupo extremista Estado Islámico (EI) se atribuyó la autoría de los atentados y ataques armados de este jueves en Dhi Qar, en el que aseguró más de un centenar de personas fueron muertos o heridos.

La violencia en Irak ha ido en aumento en los últimos años con la aparición del grupo extremista sunnita, que proclamó en 2014 un “Califato islámico” en zonas de Siria e Irak conquistadas.

De acuerdo con el más reciente recuento mensual de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Irak (UNAMI, por sus siglas en inglés), 297 iraquíes fueron asesinados y heridos en actos de violencia y conflictos armados durante el pasado mes de agosto, 45 de ellos en Bagdad.

El grupo yihadista, conocido como Daesh (su acrónimo en árabe), ha incrementado su ofensiva en las regiones controladas por el Ejército, en represalia a la pérdida de territorios por los combates con las fuerzas iraquíes, respaldadas por Estados Unidos y con milicias chiitas apoyadas por Irán.

El EI controla desde mediados de 2014 amplias regiones al norte y al oeste de Irak, desde donde planea y coordina ataques frecuentes en las zonas controladas por el gobierno iraquí y tropas aliadas internacionales.

Al menos cuatro mil 400 tropas estadunidenses se encuentran en Irak como parte de una coalición encabezada por Estados Unidos, proporcionando apoyo aéreo, capacitación y asesoría logística a los militares iraquíes, que luchan por impedir el avance del EI hacia Bagdad.

El Estado Islámico surgió en 2003 como una rama de la red Al Qaeda, aunque después se separó y tomó el control de amplias zonas de Siria e Irak, en donde en junio de 2014 estableció un califato que encabeza su líder al Abu Bakr al Baghdadi.

El grupo yihadista comete crímenes atroces en nombre del Islam, como decapitaciones, lapidaciones, quemando vivas a sus víctimas o lanzándolas desde azoteas de edificios, aunque también ha perpetrado innumerables atentados dentro y fuera de Irak.