Dolor crónico no se resuelve con analgésicos comunes: HUP

4
La Clínica del Dolor del HUP se especializa en la atención de pacientes con dolor crónico.// Foto BUAP.

Por Redacción

El dolor no se ve, pero se siente y su intensidad es diferente en cada persona. Esa sensación desagradable causada por algún padecimiento es materia de análisis y tratamiento para los especialistas en Algología, como la doctora Yocelin M. Gudiño Larios, titular de la Clínica del Dolor del Hospital Universitario de Puebla, un espacio que brinda atención especializada desde hace más de diez años.

Al respecto, la doctora Gudiño Larios explica que el objetivo de esta clínica es ayudar a los pacientes con dolor crónico, el cual se caracteriza por ser permanente durante más de dos meses y no se resuelve con analgésicos comunes como paracetamol, ibuprofeno o aquellos que se pueden conseguir en la farmacia.

“Si ya no se resuelve el dolor con ese tipo de medicamentos, la Clínica del Dolor le proporciona al paciente medicamentos con mayor perfil de seguridad para riñón, estómago, hígado, a fin de lograr un tratamiento adecuado que les permita tener una mejor calidad de vida”, señala.

En la Clínica del Dolor del HUP los padecimientos más frecuentes de quienes acuden son en primer lugar, los distintos tipos de cáncer, como mama, próstata o pulmón. Estos pacientes, explica la especialista, registran diferentes tipos de dolor, muchas veces ocasionados por sus terapias o por la propia enfermedad.

Un segundo grupo que también requiere de los servicios de este espacio son los pacientes que presentan dolor de espalda o lumbalgia, ya sean o no candidatos a cirugía, de igual forma se les brinda tratamiento para el control del dolor.

Otro tipo de padecimientos que atienden son por migraña, fibromialgia o enfermedades reumáticas. También problemas articulares, de rodilla, cadera o aquellos que no se puedan operar, pero se les brinda el apoyo para que no tengan más dolor o bien lo controlen y puedan desarrollar sus actividades cotidianas.

En la opinión de la doctora Jocelin Gudiño las personas no deben de acostumbrarse al dolor y menos si este es crónico. No obstante, dice, es peor automedicarse con productos como ibuprofeno, diclofenaco, ketorolaco, ya que prolongar el consumo diario por más de un mes pueden causar lesiones severas como úlceras en el estómago o el riñón, lo que podría llevar a una insuficiencia renal e incluso a la hemodiálisis.

Te recomendamos