Dumbo

El elefante que rompió corazones a generaciones regresa con la versión live action que no es tan satisfactoria como quisiéramos.

He mencionado varias veces que el hecho de que Disney haga versiones live action no quiere decir que veremos una copia fiel de la historia original, entonces dejen de quejarse, puritanos! Ahora si vamos a conocer esta nueva historia.

El elefante que rompió corazones a generaciones regresa con la versión live action

Holt Farrier (Colin Farrell) cuenta con la ayuda de sus hijos Milly (Nico Parker) y Joe (Finley Hobbins) para cuidar a un elefante recién nacido cuyas orejas gigantes le hacer ser el hazmerreír en un Circo que no pasa por su mejor momento.

La familia circense de Holt incluye además a la señorita Atlantis (Sharon Rooney), Rongo (DeObia Oparei), Pramesh Singh (Roshan Seth) y su sobrino (Ragevan Vasan), La grandiosa Catherine (Zenaida Alcalde) y el magnífico Iván (Miguel Muñoz). Max Medici (Danny DeVito) dueño del circo, se decepciona al saber sobre las enormes orejas del pequeño paquidermo hasta que descubre que es capaz de volar, llevando al circo de regreso a la prosperidad.

Tim Burton nos ha sorprendido con su estilo, cosa que esperábamos ver en Dumbo y parece que no pudo poner su sello, el resultado pudo hacerlo cualquiera, en esta nueva propuesta que no se convierte en algo entrañable ni algo bueno o malo, no es tan malo como para pasar a la historia y no es lo suficientemente buena como para hablar mucho de ella.

Si tiene efectos especiales interesantes, los elefantes se ven bien, ligeramente estilizados, con rasgos que harán decir ¡ah!, con secuencias poco impresionantes y sin elementos que sorprendan, pero existe una secuencia de los elefantes rosas que aquí retoman como ese tributo a la película animada, sin alcanzar la gloria como la original.

Creo que se pasan de ingenuos, todo está perfectamente y convenientemente armado para que las cosas resulten tan predecibles y situaciones que están para satisfacer al público, creo que los adultos pueden quejarse un poco y no sé qué tan entretenida es para los niños, me tocó escuchar algunos hablando o expresándose del elefantito.

Los actores dejan mucho que desear, son acartonados en general tratando de dejarle todo el protagonismo al paquidermo, que no siempre es tan satisfactorio, sobre todo si buscan recrear una historia más allá del elefante y ninguno de los actores logra sorprender ni emocionar

Por todo esto, si te gusta la película original, búscala y vela nuevamente, sino te agrada esta nueva versión de Dumbo resulta entretenida, palomera y a los niños les puede gustar, pero si te esperas a verla en casa no pasa nada, en pocos días dejaremos de hablar de esto.