Edificio desplomándose, imagen que nunca olvidaré testigo

9

Ingrid Olvera, diseñadora de 33 años, narró la terrible experiencia que vivió este martes al ver cómo se desplomaba un edificio en la calle de San Luis Potosí, en la colonia Roma.

“Después del temblor tomé la bicicleta para ir a mi casa, justo cuando iba por la calle San Luis Potosí me detuvieron en el semáforo para dejar pasar a los carros por Medellín, en ese momento vi como el edificio de la esquina se desplomaba”, comentó.

La joven diseñadora narró que tras el susto que vivió en su trabajo, ubicado en la colonia Hipódromo, por el sismo del 19 de septiembre, quería llegar a su casa en la colonia Obrera lo más rápido posible, pero al transitar por la colonia Roma, una de las más afectadas, presenció la tragedia.

“Otro chavo que iba a mi lado, también en bicicleta, me gritó que corriera, enseguida aventamos las bicis y nos resguardamos detrás de un tráiler, segundos después una nube de polvo blanco nos invadió”, comentó.

Tras el derrumbe, el caos se hizo presente, la joven comentó que la gente corría de un lado a otro y los vecinos gritaban que había gente atrapada en ese lugar, pero enseguida muchas personas se unieron en las labores de rescate, las cuales continúan hasta este momento.

“A los pocos minutos ya había cientos de personas en el lugar tratando de ayudar y llevando principalmente agua para repartir entre los rescatistas voluntarios, así como algunos alimentos”, añadió.

Tras el desplome, ella fue a su casa en la colonia Obrera para comunicarse con su familia, ya que como ocurrió a la mayoría de los equipos móviles de los capitalinos ese día, se quedó sin señal.

Una vez que confirmó que su mamá y hermana estaban bien, y tras revisar que el departamento en donde habita no tenía daños y su perro también estuviera a salvo, se limpió el polvo que la cubría y regresó a la zona del desastre.

“Fue impresionante ver el derrumbe de esas oficinas en segundos”, indicó Ingrid, quien no logra borrar esa imagen de su mente, además, justo ese día celebraba su cumpleaños, el cual pasó recorriendo las calles de la colonia Roma viendo cómo poder ayudar a la gente.