Ejército y la Marina cometieron más casos de violaciones a derechos

De enero de 2007 a junio de 2017, el Ejército y la Marina fueron las instituciones de seguridad que cometieron mayores violaciones a los derecho humanos como desaparición, tortura y ejecuciones, señaló la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción los Derechos Humanos (CMDPDH).

El estudio “Huellas Imborrables: desapariciones, torturas y asesinatos por instituciones de seguridad en México (2006-2017)”, analiza 204 recomendaciones realizadas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por violaciones graves a los derechos que suman un total de mil 69 víctimas.

De la cifra anterior, 148 recomendaciones tuvieron como responsables a las Fuerzas Armadas (FAM): 113 correspondieron al Ejército y 38 a la Marina. La Policía Federal sumó 46 recomendaciones; policías estatales 21, y policías municipales 14.

En el caso de desaparición forzada, de las 60 recomendaciones contabilizadas, 32 involucraron al Ejército; 11 a la Marina, y 17 a policías federales, estatales y municipales.

Del análisis se desprende que las Fuerzas Armadas Mexicanas son quienes acumulan el 50% de víctimas de desaparición y el 70% de los casos, de los cuales más del 50 % es atribuido a la Sedena.

“Los casos analizados, comienzan generalmente por una detención arbitraria, durante la cual, pudimos notar que en ocasiones se niega a los familiares informaciones sobre dicha detención o el lugar donde se encuentra la víctima, cuando éstos se presentan al ministerio público o ante las autoridades militares para localizarla”, detalló la comisión.

Sobre desaparición transitoria (sustraer a la víctima el tiempo suficiente del amparo de ley con la finalidad de torturarla para obtener confesiones) se encontraron 63 víctimas que tras ser detenidas y torturadas fueron presentadas en el Ministerio Público. “Las formas de tortura incluyeron golpes (59 víctimas), tortura sexual (19 víctimas), descargas eléctricas (20 víctimas) y asfixia con bolsa de plástico (28 víctimas)”.

En este caso, las FAM fueron señaladas como responsables de 23 casos (19 casos de la Sedena y de la Semar), lo que representa el 82% de los casos; la Policía Federal resultó responsable en 5 casos; y uno en la policía ministerial.

Sobre desaparición permanente se contabilizaron nueve recomendaciones que involucra a 29 víctimas. La Sedena fue responsable de cuatro casos, la Semar en dos.

“Las autoridades responsables justifican su actuar negando por completo su participación en hechos […] o bien, refieren que sí hubo un operativo pero sin detenidos. Igualmente, en ocasiones reconocen la detención, pero afirman que liberaron las víctimas al poco tiempo y que se fueron en taxi, con un primo o que los dejaron en una brecha”, resalta el estudio.

En cuanto a tortura, se contabilizaron 148 recomendaciones.

“Suman 527 víctimas, de las cuales, 389 fueron torturadas por elementos de las FAM. Es importante señalar que 252 víctimas, es decir el 47.8%, fueron torturadas en el interior de instalaciones militares (cuarteles, bases o campamentos)”, refiere el análisis de la Comisión Mexicana.

“Las fam están presentes en el 53.4% de las recomendaciones, ya sea por participación directa, involucramiento de recursos, participación de médicos militares y/o mandos de las instalaciones utilizadas. De forma particular, la Sedena es la autoridad con un mayor número de señalamientos directos; son 83 recomendaciones en total, las que la marcan como principal responsable, es decir, el 56% de las recomendaciones por hechos de tortura”, agregó la Comisión Mexicana.

En cuanto a asesinatos, se contabilizaron 75 recomendaciones que incluyeron 270 víctimas, de las cuales, las FAM fueron responsables de 91 víctimas, mientras que elementos de las policías federal, estatal y municipal lo fueron de 85.

“El documento concluye que de las mil 69 víctimas de diversas violaciones a derechos humanos individualizadas en las recomendaciones, 91 fueron víctimas de asesinato, 94 lo fueron de desaparición y 389 de tortura a causa del actuar de miembros del Ejército y la Marina.

El estudio se da a conocer a unos días después de que se diera a conocer el Plan de Paz y Seguridad de Andrés Manuel López Obrador, que incluye la Guardia Nacional, un organismo integrado por elementos de la policía militar y naval, que le ha valido de rechazo por parte de organismos internacionales,organizaciones civiles y especialistas que señalan que con esto se militarizaría al país como nunca antes.

Ante las críticas, el presidente electo señaló que se utilizarán protocoles para el uso de la fuerza y que la decisión será tomada por los ciudadanos en una nueva consulta que se llevará a cabo en marzo de 2019.

Te recomendamos

Interponen 60 denuncias contra funcionarios de Peña por desvío de 6,650 mdp

Fuente Huffington Post