El científico Umapada Pal busca crear la fotosíntesis artificial

El científico Umapada Pal busca crear la fotosíntesis artificial
El científico Umapada Pal busca crear la fotosíntesis artificial

Umapada Pal es un científico de origen indio radicado en México desde hace más de 20 años. Pionero en el campo experimental de los nanomateriales en nuestro país -con más de 240 publicaciones en revistas internacionales, 14 artículos de libros y 13 publicaciones en Memorias en Extenso sobre el tema-, ingresó a la BUAP en 1995, como profesor investigador del Instituto de Física “Ing. Luis Rivera Terrazas” (IFUAP), donde  fundó, en 1997, el Laboratorio de Nanoestructuras. En este espacio desarrolla nanomateriales de alto rendimiento, entre estos, biomarcadores con un impacto 10 veces mayor en el diagnóstico de enfermedades como cáncer.

Nacido en Midnapore, India, en 1960, confiesa no extrañar su tierra natal: en cualquier punto de la geografía del planeta tiene una responsabilidad social que cumplir Doctor en Física de Estado Sólido por el Instituto Tecnológico de India, el académico nivel III del Sistema Nacional de Investigadores, confiesa ser un buen cocinero de platillos mexicanos. Barbacoa, mixiotes, quesadillas, sopa de haba…¿Con nopales?, Ooobviameeente,  responde con una mirada fija, desde el oscuro cenizo de sus ojos indios.

“Multiplicar recursos humanos para la ciencia y la sociedad, mi mayor alegría”

Adscrito al Instituto de Física “Ing. Luis Rivera Terrazas”, Umapada Pal fundó en 1997 el Laboratorio de Nanoestructuras de la BUAP, el primer espacio experimental en este campo en México, desde el cual ha desarrollado nanomateriales altamente eficientes: semiconductores, catalizadores, celdas solares fotovoltaicas y adsorbentes de tintes, entre otros.

En los últimos cuatro años sus investigaciones lo han conducido a crear biosensores de alto rendimiento, con aplicación médica. Es decir, biomarcadores con un impacto 10 veces mayor en el diagnóstico de enfermedades como cáncer, para lo cual solo basta una gota.

A la fecha, el académico nivel III del Sistema Nacional de Investigadores, tiene cinco solicitudes de patente en tecnología ambiental -catalizadores y adsorbentes de tintes. Ha asesorado a 57 estudiantes: 8 posdoctoral, 14 de doctorado, 19 de maestría y el resto de licenciatura.

Su mayor alegría, dice, es multiplicar la formación de recursos humanos para la ciencia: “Si yo formo 10 buenos investigadores y ellos, a su vez, forman a otros 10 y estos 100 a otros 100…este es mi motor y satisfacción: saber que puedo hacer algo bueno por la sociedad”.

 En su opinión, los gobiernos y las universidades deben tener estrategias definidas, a corto y largo plazo, en las que se establezcan prioridades en el quehacer científico, el cual debe orientarse al desarrollo de tecnología propia y al beneficio social.

-¿Qué papel desempeñan la ciencia y la educación en el crecimiento de un país?

– La educación es el pilar del crecimiento y conocimiento de un país, pero hoy el principal problema es la mentalidad y la educación que se inculca desde niños.  La educación es fundamental para el crecimiento, se debe enseñar desde pequeños, no solo en la escuela, sino también en casa. Hay que cambiar mentalidades: cualquier cosa a la que uno se dedique, hay que hacerlo bien.

Un pionero de nanomateriales en México

Radicado en México desde hace más de dos décadas, Umapada Pal, doctor en Estado Sólido por el Instituto Tecnológico de India (Indian Institute of Technology, Kharagpur), nació el 23 de enero de 1960, en Midnapore, un distrito del estado de Bengala, cerca de Calcuta.  Al país llegó en el ocaso del siglo XX.  Desde su perspectiva, su mayor contribución es haber sido pionero en el campo de los nanomateriales en México. En este terreno es autor de más de 200 publicaciones, 14 artículos de libros y 13 publicaciones en Memorias en Extenso, los cuales recibieron más de 6 mil 450 citas en revistas internacionales.

Estudió dos licenciaturas: en Física y en Educación, en la Universidad de Calcuta, donde además concluyó la Maestría en Física. En 1990 obtuvo el grado de doctor en Estado Sólido, por el Instituto Tecnológico de India. Más tarde realizó un posdoctorado en la Universidad Complutense de Madrid. Como profesor investigador del IFUAP, ingresó a la BUAP en 1995. Antes llegó a la Institución por Cátedra Patrimonial CONACyT.

Premio Estatal de Ciencia y Tecnología 2003, ha realizado estancias cortas de investigación en Japón. En 1997, 1999 y 2001, en el AIST, Tsukuba, JSPS y STA, en el país nipón. Además de estancias sabáticas, en 2002 y 2009, en el Instituto Mexicano de Petróleo y Corea del Sur (BrainPool Fellow, Sogang University), respectivamente.

Por su amplia trayectoria científica en el campo de las nanociencias, se ha desempeñado como co editor en cuatro revistas internacionales y revisor regular de más de 100 publicaciones internacionales. La Universidad de Sonora le otorgó un reconocimiento como investigador destacado en esta área del conocimiento.

 En el Laboratorio de Nanoestructuras del IFUAP, del cual es responsable, desarrolla su línea de investigación: nanotecnología. “Aquí diseñamos los nanomateriales más eficientes”, expresa con orgullo que deja traslucir en una sutil sonrisa.

   

Hacia la búsqueda de la fotosíntesis artificial

En los últimos años, sus investigaciones lo han conducido a crear biosensores de alto rendimiento, con aplicación en el campo de la medicina. Se trata de biomarcadores y sensores moleculares para el diagnóstico de cáncer, con tan solo una pequeña gota de sangre como muestra. Es decir, con una sensibilidad de ocho a 10 órdenes mayores, “eso es extremo” –comenta.

Además, desarrolla nanopartículas pasmónicas como agentes terapéuticos contra el cáncer que, a diferencia de la quimioterapia y la radioterapia, atacan directamente las células malignas, sin afectar las sanas.

Como científico, el sentido de su quehacer lo encuentra en cualquier punto de la geografía terrestre. “Yo no vivo solo para comer, tengo una responsabilidad social y el lugar en el que viva no importa. Lo que importa es apoyar más para mejorar la situación. Si lo logro, esa es mi mayor alegría”. Por ello, confiesa, sin titubeos, no extrañar su natal India.

-Son más de 20 años de radicar en México, ¿le gusta el país?, ¿extraña la India?

-No, no la extraño realmente, tengo una responsabilidad social, no solo vivo para comer,  y el lugar en el que viva no importa, así soy yo. Si podemos apoyar más y mejorar una situación, esa es mi mayor alegría.

-¿Le gusta la comida mexicana? ¿Se parece a la de su país?

-Sí, me gusta y se parecen algo. La mayoría de la comida de aquí tiene muchos condimentos y se come muy rico.

-¿Qué le gusta más?, ¿cuál es su platillo preferido?

-Aunque no como mucha carne, hay muchos platillos que me gustan, desde barbacoa, quesadillas, mixiote, camarón con nopales, hasta algo más sencillo como una sopa de haba. Además yo preparo comida y soy buen cocinero de platos mexicanos.

En 2019, Umapada Pal, el científico de origen indio que revela sus dotes culinarias para preparar guisos mexicanos, como una “salsita con carne de puerco”, busca emprender una nueva aventura científica: estudiar la fotosíntesis artificial para la producción de biocombustibles.

Te recomendamos

En la BUAP se forman en Física para el mañana

Por redacción