El día que Santana estremeció a Puebla con su legendaria guitarra

0
El día que Santana estremeció a Puebla con su legendaria guitarra

Las manecillas del reloj apenas pasaban de las siete de la noche del pasado 19 de marzo y la gente ya abarrotaba las puertas de Acrópolis Puebla, lugar donde la leyenda del rock más grande que ha dado México, tenía una cita pactada con los miles de veteranos y jóvenes fans poblanos.

Lejos de que dominara la presencia de gente de la gran época del rock, incluso algunos de ellos con playeras negras, con las iniciales de Santana impresas en el pecho, lo que sobresalió fueron familias completas, padres e hijos a la par entre los asistentes al inédito concierto del hijo pródigo de Autlán de Navarro, Jalisco.

El tiempo seguía avanzando y las gradas coliseo de la Maravillas, estaban llenas prácticamente al 100 por ciento, de acuerdo a la disposición del escenario dispuesto para el Global Consciusness Tour 2019.

Pasarón de la 9 de la noche y la leyenda en persona hacía su aparición sobre el escenario de Acrópolis Puebla, y al ritmo de “Soul Sacrifice” fue recibido entre gritos y ovaciones de pie tan fuertes que estremecieron al coloso y lo comenzaron a llevar al éxtasis auditivo con épicos éxitos como “Jingo” y “Evil Ways” de su álbum homónimo de 1969.

Entre ritmos afros, latinos y de rock, la atmósfera se inundó poco a poco de un ambiente festivo de “amor y paz”, que a más de uno le hizo evocar algún recuerdo propio o digital de Woodstock.

El público poblano se desbordó de nostalgia y pasión al escuchar los primeros riffs de “Samba pa’ ti”, que provocaron el grito unísono de las más de mil almas que abarrotaban el punto de encuentro, donde todos pudimos viajar a un glorioso pasado musical.

El guitarrista número 20 de “Los 100 mejores guitarristas de todos los tiempos”, continuó deleitando con si exquisitez musical, pero permitiéndose hacer una pausa para saludar al público poblano y dirigirle sus primeras palabras: “Gracias por su presencia, y nosotros venimos con un propósito de recordarte cariñosamente, que de la luz que tú tienes en tu corazón es lo que hace milagros y bendición, la luz que tienes en el corazón es lo que hace milagros y bendiciones, con eso puedes curar todas las chingaderas”, lo que provocó uno de los momentos más emotivos de la noche.

Tras una hora de recorrido por sus grandes éxitos de 40 años, al fin Carlos Santana decidió consentirnos con los acordes de “Do You Remember Me”, sencillo que forma parte de su más reciente material discográfico In Search of Mona Lisa. Pero el tributo a las mujeres no paró ahí, ya que continuó con dos de sus piezas “María, María” y “Corazón Espinado”.

Cada uno de los integrantes de su banda que lo ha acompañado por años, dio una muestra magistral de talento, pero fue la baterista y esposa de Carlos, Cindy Blackman Santana, quien sorprendió a propios y extraños con un solo de más de cuatro minutos, que provocó la ovación de los miles de asistentes.

El viaje en el tiempo de prácticamente dos horas estaba por terminar y Carlos Santana decidió hacerlo lleno de espiritualidad con frases como “a cambiar la frecuencia de esta ignorancia en este mundo”, “te amamos”  y “bendiciones y milagros”.

Y así la ciudad de Puebla volvió a ocupar un lugar en la historia de las grandes leyendas del rock.

Por Miguel Rodríguez Cuautle