El secreto es que no hay secreto

feliz
El secreto es que no hay secreto

Por Emerson Mejía

Hoy me desperté pensando en la ley de la atracción y en el secreto. Te has puesto a pensar en lo hermoso que sería tenerlo todo, en despertar una mañana lleno de energía, con una hermosa sonrisa de satisfacción y plenitud, y deci: ¡Maravilloso, gracias universo porque lo tengo todo!.

Y ¿si en verdad nos damos cuenta que eso es simplemente parte de mi percepción de este instante, de mi experiencia presente y que ya lo tengo todo?.

Veo muchas personas a diario que se frustran por no tener la casa de sus sueños, el auto último modelo, la mujer perfecta o el hombre perfecto, el trabajo que desean. Y se la pasan deseando y decretando. Describiendo paso a paso cómo radiografía fiel de lo que necesitan porque quieren ser felices, la única forma que ven de ser felices es cubriendo esa necesidad. Pero lo que no se dan cuenta es que lo único que atraen es su misma necesidad.

El universo te da lo que le pides, necesito esto, necesito lo otro. Y cuando obtienen lo que desean ya no es suficiente ​para llenar la necesidad que cargan a cuestas. Esto se convierte en un círculo vicioso de necesidades sin llenar.

Para entenderlo mejor pongo dos ejemplos, imagina que deseas un auto último modelo, te imaginas en el, manejándolo, disfrutándolo y esto te llena de alegría y felicidad. Consigues comprártelo y al año sale la renovación de este auto tal y como lo habías soñado. “¡Oh rayos! Ahora quiero ese nuevo coche”.

Ahora observa el mismo pensamiento de necesidad aplicado a tu relación de pareja buscando y buscando a la mujer u hombre perfectos. ¡Te das cuenta!

¿Qué es lo que realmente queremos?

Si te fijas bien, lo que queremos es sentirnos plenos, estar felices, sentirnos completos y en paz. Esto es lo importante. Pero si no estamos completos con nosotros mismos, cualquier cosa o situación que nos llegue será insuficiente.

No está mal desear y tener aspiraciones. Lo que está mal es desde donde se crean estos pensamientos, desde la necesidad o desde nuestra plenitud de ser yo en mi presente.

Es muy importante reconocerse como un yo completo que no necesita nada, pues tú ya lo eres todo en este instante, no existe otra cosa más que nuestro presente y la percepción que tenemos de nosotros mismos aquí y ahora.​

Si deseas algo, piénsalo desde tu abundancia, si lo tienes bien y si no, pues no importa. Pues cuando llegue lo podrás vivir todo aquello que pediste desde tu totalidad. Pero para alcanzar todo lo que quieres hay que trabajar en ello, ser consciente que todo es un proceso en nuestro pensamiento y contenidas ya en el presente.

felix
Es muy importante reconocerse como un yo completo que no necesita nada.

Cuando vemos las cosas desde la totalidad, desde la abundancia, nuestra alma descansa y dejamos de vivir la angustia de la necesidad. Así podremos vivir este instante presente, un instante vivo dentro de nuestro ser, desde nuestro presente, desde nuestra esencia de ser humano.

Observa tus pensamientos y úsalos a tu favor, que cada pensamiento sume, que te lleven a estar en paz, en amor, en plenitud y abundancia.

Recuerda, todo comienza por uno mismo, la clave para mejorar tu vida es cambiar el modo de cómo piensas que es. Se feliz y libre aquí y ahora.

Te recomendamos

Soy Emerson Mejía López