El Yuntero, labrar la tierra en tiempos difíciles

69
A través del tiempo la producción en el campo ha cambiado y las dimensiones de los terrenos se han reducido. // Foto Eduardo Galiote.

Por Eduardo Galiote

Las semillas han germinado y los retoños ya respiran sobre la tierra, ahora es el turno de la yunta que abrirá surco y reforzará los tallos nuevos.

El día apremia y Don Silverio sabe que para obtener productividad hay que empezar a la misma hora que el despertar de los pajarillos.

El arado es tirado por uno o dos animales, algunos optan por un par de bueyes, pero es más común ver a las acémilas, un animal exclusivo para la labranza -cruza de caballo con burro manadero-.

El animal es un buen aliado y amigo aunque para hacer equipo también hay que darle cariño y buena atención.

Foto: Eduardo Galiote.

La producción en los campos ha variado a través del tiempo, poco a poco algunas semillas han perdido presencia al igual que las dimensiones de los terrenos.

Alrededor de los años 70s y 80’s se cultivaba mucho picante y maíz pero actualmente el nopal tiene más siembra.

Foto: Agencia Esimagen.

Muchos han perdido el respeto por la tierra, se han olvidado de su salud y la contaminación progresa, el problema es que esas tierras dejarán de ser productivas y comprometerán su rentabilidad.

Es por eso que en las amplias llanuras del valle de Cholula podemos encontrar a Don Silverio y a Don Pilar labrando las tierras encomendadas.

Foto: Eduardo Galiote.

Bajo el imponente cielo azul y el fresco viento de la mañana, se observa su esfuerzo en la yunta abriendo los surcos que guardarán el agua para nutrir, a las que se convertirán en unas cosechas prósperas.

Te recomendamos