Enferma Juan C. Bonilla por contaminación de pozos por descargas industriales

1962
El agua para consumo humano registra malos olores, sabor a metal y ha generado enfermedades gastrointestinales en niños, mujeres y hombres.
El agua para consumo humano registra malos olores, sabor a metal y ha generado enfermedades gastrointestinales en niños, mujeres y hombres.

Por Itzeli Zamora

La contaminación que generan las empresas de autopartes y textiles instaladas entre los municipios de Juan C. Bonilla y Huejotzingo es una realidad fuera de control.

Producto de las descargas residuales que incumplen las normas de Semarnat y Conagua, los efectos nocivos ya son evidentes. El agua para consumo humano registra malos olores, sabor a metal y ha generado enfermedades gastrointestinales en niños, mujeres y hombres.

Los habitantes de la junta auxiliar de Zacatepec, que pertenece a Juan C. Bonilla son los más afectados. Ahora se ven obligados a compran pipas de agua potable, porque los pozos tienen agua contaminada.

Con botellas en mano, los vecinos mostraron a ORO NOTICIAS la mala calidad del agua que se extrae: esta turbia y apesta a drenaje.

Aunque esta situación la han denunciado, ninguna autoridad los atiende, por el contrario, continúan con obras que a decir de los habitantes de Zacatepec, provocará un daño sanitario y ambiental mayor al que ya existe.

En Zacatepec, el pueblo se ha organizado y mantiene una resistencia pacífica contra la construcción del colector pluvial y un colector sanitario del corredor industrial de Huejotzingo que arrojaría más desechos industriales sin tratar al río Metlapanapa donde sus aguas terminarán en el río Atoyac, lo que causará más enfermedades.

PROYECTO DE MUERTE DE RMVR

Fue en la administración del ex gobernador, Rafael Moreno Valle cuando inició el “Proyecto Integral para la construcción del sistema de alcantarillado sanitario de la zona de Huejotzingo” con la expropiación de los predios ubicados en las inmediaciones del aeropuerto Internacional Hermanos Serdán en Puebla, donde existe una laguna de oxidación para arrojar los desechos industriales y aguas negras de las empresas.

La siguiente administración a cargo de Antonio Gali Fayad avaló el proyecto a través del subdirector de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS), Alfredo Ávila Salazar, lo que representa un conflicto de intereses, calificó la ambientalista Verónica Mastretta.

Joel Lozano Alameda, presidente Municipal de Juan C. Bonilla del partido MORENA, es acusado por los pobladores de Cuanalá, Zacatepec, San Lucas Nextetelco y otras juntas auxiliares de ser cómplice para dar luz verde al proyecto que lleva un avance del 70 por ciento y que es resguardada por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Puebla así como de la Guardia Nacional, causando tensión en la zona.

RESISTENCIA Y DOCUMENTACIÓN

Los pobladores instalaron un campamento de forma permanente en la carretera Federal México-Puebla, en inmediaciones de la obra; realizan constantes asambleas para evitar que las obras continúen.

Miguel López Vega, uno de los integrantes del movimiento para defensa del Agua en esta comunidad, refiere que trabajan para documentar el daño ecológico y sanitario para solicitar un amparo que logre detener el proyecto.

De acuerdo a la ambientalista, Verónica Mastretta, se documentó el muestreo del recurso de forma profesional y metodológico de dos investigadoras químicas, mostrando que se violan todos los indicadores de la NOM de la declaratoria del Atoyac- Xochiac, además que las empresas que están instaladas en la zona no cuentan con una planta tratadora de residuos que genere el proceso para que los desechos sean arrojados.

Sostiene que, según datos de INEGI, la contaminación del agua ha causado al menos 30 mil muertes en los últimos ocho años por enfermedades relacionadas con la afluente del Atoyac.

Te recomendamos: