Esperan derechohabientes del IMSS La Margarita 36 horas para ser atendidos

45
IMSS La Margarita
IMSS La Margarita

El señor Miguel Juárez Lezama ha esperado más de 36 horas en una silla de ruedas a falta de una camilla en el área de urgencias del Hospital de La Margarita del IMSS, a fin de que sea trasladado al quirófano para que los médicos le coloquen un catéter para iniciar con su tratamiento de diálisis ya que la insuficiencia real que padece no le permitir que fluyan los líquidos por las vías urinarias.

Sin embargo, la sobresaturación de pacientes en referido nocosomio, tras el cierre del Hospital de San Alejandro que fue afectado por el sismo del 19 de septiembre ha impedido que el paciente quien perdió la vista y el oído por la diabetes, sea atendido por los nefrólogos del Instituto Mexicano del Seguro Social, a fin de poderle ofrecer “calidad de vida”. 

Lo anterior lo denunció su hija Silvia Juárez Casquera, quien dijo que su padre y ella viajaron casi tres horas desde Metepec, Atlixco hasta Puebla capital para que los médicos no le dieran la atención requerida a su padre, pues por más de 36 horas desde que llegó al nosocomio, no ha sido atendido y sólo lo tienen en una silla de ruedas esperando a que se someta a la cirugía quirúrgica antes referida.

En entrevista para Oro Noticias, explicó que el director del hospital, les informó que no podían atender a su padre ya que no contaban con el suficiente personal médico, además de que él área de urgencias se encontraba en malas condiciones, además de que ya no cabe ni una persona más y personal les estaba solicitando dinero para privilegiar a su familiar en una camilla.

“Los trabajadores están pidiendo dinero a las familias para pasar sus pacientes a las camillas. Pienso que eso no es justo y la verdad no se vale, mi papá esta desde las 2: 00 pm del domingo y los camilleros no lo subieron porque ya habían recibido su mochada. Mi papá sufre de insuficiencia renal y ya no puede esperar más. Exigo que lo operen y le coloquen el catéter ya esta muy avanzada su enfermedad por el riñón”, sostuvo.

Juárez Casqueda, quien con lagrimas en los ojos y desesperada por qué su padre está en mal estado de salud por no recibir la atención que se le debía dar por parte de la institución federal, exigió a la delegación estatal del IMSS que los pacientes sean atendidos en otros nosocomios como el de San José ya que la salud de su ser querido estaba en riesgo.

Urgencias cuenta sólo con 100 camillas

Durante la visita que hizo este reportero, el médico en turno salió a decirles alrededor de 300 personas que se encontraban sentadas esperando en la parte del estacionamiento a que fueran atendidos sus familiares; en su mayoría por casos de insuficiencia renal y neumonía que sus pacientes serían trasladados a sus lugares de origen sin que fueran intervenidos o atendios con el tratamiento indicado ya que sólo contaban con 100 camillas.

Al dialogar con los familiares, reconoció que estaban sobresaturados y no contaban con un lugar y medicamento necesario para atender a otros cincuenta pacientes ya que muchos de ellos estaban en los pasillos y al acudir con neumonia podrían adquirir otras bacterías pues iban con sus defensas bajas.

Se llevan a familiares a hospitales privados

Por otra parte la señora Sandra, sacó en silla de ruedas y bata a su hijo de tan sólo 18 años de edad y dijo que ante la ineficacia de los médicos del Hospital de la Margarita era que trasladaba en taxi a su ser querido al Hospital Guadalupe-particular- quien padece de insuficiencia renal pues ya tenía una retención de líquidos y una infección antes de que agravara su estado de salud.

La señora Alejandra y su esposo exigieron que los pacientes que anteriormente se atendían en San Alejandro sean “reinstalados” en otros nosocomios ya que al no recibir la atención necesaria sólo les están provocando afectaciones más graves en su salud que les pudieran provocar la muerte.

“Valdría la pena que reinstalarán a los pacientes de San Alejandro en otro lugar, no los están atendiendo y lo único que les están provocando es que agraven su salud”, aseveró.

Fallece señor de 68 años de neumonía

Además de los casos de Miguel Juárez Lezama, hay otros más como el caso del señor José de 68 años de edad, quien a consecuencia de la neumonia perdió la vida por no recibir un tratamiento a tiempo.

Lo anterior lo denunció la señora María quien no quiso dar su apellido pues ni de ella ni el nombre de su padre ya estaba descansando y que ya no había nada que hacer por su ser querido.

La señora María, quien suspiro por perder a su padre, dijo que comprendía la crisis por la que atraviesa el hospital de la Margarita pues ante la contingencia del sismo ésta negligencia médica lamentablemente le pasó al ser que le dio la vida; sin embargo, ella estaba conforme por qué los doctores dieron todo por mantenerlo con vida.

Por Fernando Castillo