Estos son los riesgos de no notificar la venta de un auto usado ante el SAT

133
Al vender o comprar un auto usado se deben cumplir con las obligaciones fiscales por este tipo de operación.// Foto Internet.

Las obligaciones fiscales son un tema que no todas las personas tienen muy claro, lo cual en un futuro podría causar problemas en caso de no cumplirse como los deberes que se tienen que realizar ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT) al momento de vender un auto.

Vender un automóvil usado y pensar que el SAT no se debe enterar, no es correcto, ya que el organismo tiene que ser notificado de dichos movimientos, lo cual será benéfico para evitar multas, recargos o incluso una auditoría. 

De acuerdo al Reglamento del Código Fiscal, el avisar sobre los movimientos es de carácter forzoso ya que, por cada obligación fiscal no declarado en su respectivo plazo, la multa puede ir de los mil 400 hasta los 17 mil 370 pesos. Por lo tanto, al vender o comprar un auto se deben de considerar los siguientes aspectos:

Venta de auto

El Régimen de Enajenación de Bienes señala que las personas deben notificar, en su declaración anual, sus ingresos provenientes de la venta o permuta de propiedad de bienes sin importar si está inscrito en el RFC o no.

En el caso de la venta de autos entre particulares, es importante señalar que entre mayor sea el precio más porcentaje de impuestos se cobrarán, siendo el 35% la cantidad máxima. Además, el vendedor tendrá que realizar una declaración mensual esporádica en el mes que se realizó la transacción, esto con el objetivo de que el impuesto solo se cobre una sola vez.

Sin embargo, si la venta del automóvil se realiza a una empresa, las preocupaciones prácticamente se anulan, ya que no existe ningún tipo de retención de impuestos (siempre y cuando la venta no sea superior a los 175 mil pesos), por lo que esta opción es la más recomendable.

Compra de auto

En este lado de una transacción los beneficios son más y las preocupaciones menos, ya que el comprador puede deducir el gasto que realizó por la compra (si está bajo el régimen de honorarios, actividad empresarial o régimen de incorporación fiscal), aunque esta debe ser máximo de 175 mil pesos.

Así como para el vendedor es mejor hacer el negocio con una empresa, para el comprador es igual ya que esto le da la oportunidad de conseguir la factura del automóvil.

El no cumplir con las obligaciones fiscales puede afectar el historial crediticio de las personas, lo cual se puede traducir en la imposibilidad de recibir un crédito de instituciones bancarias ya que el SAT puede proporcionarle la información de incumplimiento.

Te recomendamos

Con información de El Universal