Gobernador de Puerto Rico pide ayuda para evitar crisis humanitaria

Gobernador de Puerto Rico pide ayuda para evitar crisis humanitaria
Por: Notimex
El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, dijo hoy que además de la asistencia federal para paliar la devastación provocada por los huracanes Irma y María, la isla requiere ayuda financiera de Estados Unidos para su recuperación y reconstrucción.
“Ese va a ser nuestro llamado para los congresistas y la administración para que se tome acción y se evite una crisis humanitaria” en la isla, y para establecer la ruta para “construir un Puerto Rico más fuerte”, afirmó Roselló en rueda de prensa.
Indicó que a Puerto Rico, Estado Libre Asociado de Estados Unidos, “se le tiene que considerar igual como ciudadanos de América (Estados Unidos)”, y abordar la situación como “una grave catástrofe que hemos pasado aquí en Puerto Rico”.
Roselló pidió que se le dé flexibilidad al gobierno local y se amplíe el potencial de líneas de financimianeto, ya sea del Departamento del Tesoro o de la Reserva Federal de Estados Unidos, “para recibir recursos ahora mismo”.
En una entrevista con la cadena CNN, Roselló había advertido que tienen ya una crisis fiscal en sus manos y que debe haber “flexibilidad en ese financiamiento, porque Puerto Rico no puede operar sin esa flexibilidad y tiene que haber financiamiento”.
“Esto tiene que ser tomado en consideración, si no, va a haber una crisis humanitaria y un éxodo masivo hacia Estados Unidos. Hago un llamado al Congreso para que tome acción y haga su solidaridad algo tangible, con un proyecto que verdaderamente responda a nuestras necesidades”, planteó.
Un día después del huracán María, la junta federal autorizó destinar mil millones a las tareas de recuperación del gobierno de Puerto Rico.
Antes del paso de los huracanes Irma y María, Puerto Rico ya sufría una enorme crisis económica, con una deuda fiscal que sobrepasa los 70 mil millones de dólares.
Para reducir esa deuda en 2016, el Congreso de Estados Unidos autorizó la creación de una Junta de Control Fiscal, la cual aprobó mil millones para paliar los estragos de Irma, que dejó a la isla sin energía eléctrica, poca gasolina y con el principal aeropuerto saturado por personas que querían salir del país.
La situación se repitió el fin de semana anterior con el paso del huracán María, que dejó una represa en el valle ribereño de Guajataca, en la esquina noroccidental de la isla, en peligro de desborde y de provocar inundaciones para miles de viviendas.
Unas 70 mil personas que habitan la zona han estado bajo evacuación desde el viernes después de que las autoridades advirtieron que la estructura está en peligro de un colapsar.