Gobierno municipal adeuda cinco mdp a CMIC por apuntalamientos

3
cmic-celebracion-santa-cruz-326848
Gobierno municipal adeuda cinco mdp a CMIC por apuntalamientos //Foto Agencia Enfoque

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), denunció que el gobierno municipal adeuda cerca de cinco millones de pesos a al menos 10 de sus socios por el apuntalamiento de iglesias, escuelas , inmuebles y edificios históricos afectados por el sismo del 19 de septiembre, informó su presidente José Antonio Hernández González.

El líder de la cúpula empresarial indicó que el gobierno del Estado si cumplió con los adeudos por la intervención de escuelas, hospitales en las que participaron los integrantes de la CMIC.

Sin embargo, la comuna poblana a través de la Gerencia del Centro Histórico fue la encargada de la reconstrucción del primer cuadro de la capital poblana y solicitó el apuntalamiento de edificios pero hasta el momento no ha cumplido con el pago de estos servicios.

“El adeudo es de más de cinco millones de pesos por parte de la gerencia del Centro Histórico, ha justificado que no los han cubierto debido a que la federación no ha liberado los recursos extraordinarios”, sostuvo.

Explicó que a siete meses del fenómeno geológico continúan las secuelas para los agremiados de la CMIC ya que continúan a la espera de éstos pagos y refirió que la justificación que ha hecho el gobierno municipal es que no han podido liquidar esta deuda debido a que la federación no ha liberado recursos extraordinarios.

“Hay adeudos para 10 empresas que realizaron trabajos de apuntalamiento tras el sismo. La cuestión son los recursos que son partidas extraordinarias que no se han liberado”, puntualizó.

Por último, especificó que otros municipios que también tienen adeudos con al menos 25 empresas de la CMIC son Tehuacán, Atlixco e Izúcar de Matamoros y otras demarcaciones de la Mixteca Poblana donde hubo afectaciones severas por el sismo, lo que ha generado pérdidas económicas para sus agremiados.

Te recomendamos

Templos pequeños con daños quedan de lado en atenciones ante sismos

Por Fernando Castillo