Guerra sucia parecida a la del 2018

#Lingotes | Las cartas están echadas
#Lingotes | Las cartas están echadas

El candidato al gobierno de Puebla, Miguel Barbosa, denunció ayer guerra sucia de parte del suplente del senador Ricardo Monreal, Alejandro Rojas Díaz Durán, y de Alejandro Armenta, por acusar la presunta posesión de una casa con valor de 5.4 millones de pesos.

Barbosa precisó que la guerra sucia que padeció en 2018 por parte de los morenovallistas, ahora encuentra réplica en un grupo al interior de Morena.

“Ahora me hacen la guerra los mismos resentidos de Morena, me la hace una persona que ni conozco, gente del Senado, un tal Alejandro Rojas Díaz Durán que es cómplice de Alejandro Armenta, ellos me hacen la guerra sucia y los denuncio como traidores”, dijo.

“Ellos son los que ya hacen campaña junto con el PAN (…)”

La tregua que inicialmente ofreció Armenta no duró ni 24 horas, después de la denuncia que interpuso Rojas Díaz Durán. El senador poblano no ha podido hasta ahora deslindarse de su relación con el abogado del presunto narcotraficante que dominaba el Mercado Morelos.

La guerra sucia no termina y ahora Barbosa más que enfrentarse a sus contrincantes de la oposición tiene que evitar los bazucasos que le lanzan desde su propia trinchera.

Esto tiene plazo fatal y el viernes, el Tribunal Electoral dará su fallo que será a favor del candidato Barbosa.