Inflación alcanza 4.4% en abril, el mayor nivel del año

El Índice Nacional de Precios al Consumidor tuvo una variación ligeramente menor a lo estimado por analistas consultados por Bloomberg, que esperaban 4.42%

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 4.41 por ciento a tasa anual en abril, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) este jueves.

Esta cifra representa el nivel más alto del índice en el año. En enero fue de 4.37 por ciento, en febrero llegó al 3.94 por ciento y en marzo fue de 4 por ciento. Además, hila tres meses consecutivos al alza.

La información dada a conocer esta mañana fue ligeramente menor a lo estimado por analistas consultados por Bloomberg, quienes esperaban una variación de los precios de 4.42 por ciento a tasa anual.

El dato publicado por el Inegi rebasa el rango objetivo del Banco de México (Banxico), que es de 3 por ciento, +/- un punto porcentual.

La inflación no subyacente, que es aquella que incluye los precios de productos de alta volatilidad como los energéticos y los agropecuarios, tuvo una variación de 6.08 por ciento a tasa anual, su nivel más alto en tres meses.

Respecto a la inflación subyacente, que es aquella que excluye los precios de los productos de alta volatilidad, se ubicó en 3.87 por ciento a tasa anual, lo que presentó su mayor incremento en un año.

Gran parte del incremento anual que mostró la inflación se derivó del incremento histórico de 4 por ciento que presentaron los servicios, ya que se colocó en su nivel más alto desde que Inegi tiene registros.

Al interior de este componente se observó que el concepto denominado ‘otros servicios’ (servicios turísticos en paquete, restaurantes, telefonía móvil, etcétera) fue el que más aumentó, al pasar de una inflación de 3.24 por ciento en abril del año pasado a 4.98 por ciento anual en 2019, derivado en gran parte por el efecto Semana Santa, ya que este año se ubicó en abril y no en marzo.

Vacaciones y aguacate encarecen precios en el mes

En la variación mensual de precios se observó un incremento de 0.05 puntos porcentuales.

Entre los productos que más le ‘pegaron’ al bolsillo de los mexicanos se encontraron aquellos afectados por el efecto estacional de Semana Santa, ya que las tarifas aéreas aumentaron 18.9 por ciento y los servicios turísticos subieron 11.8 por ciento.

Además de los altos costos que enfrentaron los consumidores por los gastos que tuvieron que ejercer para irse de vacaciones, diversos productos comestibles elevaron sus precios, entre los que destacaron los del aguacate (25.8 por ciento), la cebolla (8.9 por ciento), el pollo (4.6 por ciento) y los refrescos envasados (0.7 por ciento).

El incremento observado en servicios y mercancías se compensó con la reducción de precios que mostraron los energéticos y algunas frutas y verduras.

Por una parte, los subsidios del verano que otorgan algunos estados del norte del país provocaron que los precios de la electricidad disminuyeran en 12.26 por ciento.

A su vez, la gasolina Magna arrojó una disminución de 1.08 por ciento, mientras que el gas doméstico LP bajó 1.71 por ciento.

Además, otros productos ‘consentidos’ por los hogares mexicanos redujeron sus precios en el ticket de compra, como el jitomate, el chile serrano, los plátanos, la calabacita, la lechuga y col y el pepino.

Te recomendamos

Fuente El Financiero