Instagram y Giphy se separan por contenido racista en gifs

Instagram y Giphy se separan por contenido racista en gifs
Al buscar la palabra ‘crimen’, aparecía un “contador de muertes realizadas por personas de color” con un hombre blanco indicándole a un mono girar una manivela enfatizando el aumento de muertes.

Poco más de un mes han durado en la red social los stickers animados que podían incluirse en las fotografías o los vídeos de las famosas stories de Instagram. Esta función alcanzó una popularidad enorme, pocas historia se podían observar vacías de gifs. Ahora la plataforma ha terminado su convenio con Giphy (compañía que proveía dichas animaciones) por contenido racista que ha salido a la luz gracias a un usuario.

Snapchat ha tomado la misma decisión durante el pasado fin de semana, indicando que el origen del problema no está en algún tipo de fallo en los filtros de alguna de las dos aplicaciones, sino en el mismo proveedor, es decir, Giphy.

Lo que sucedió fue que al buscar la palabra ‘crimen’, aparecía un “contador de muertes realizadas por personas de color” con un hombre blanco indicándole a un mono que no pare de girar la manivela porque las muertes siguen en aumento.

El gif que desató la enorme polémica y la posterior desaparición de dichos stickers está totalmente justificado, es extremadamente ofensivo no solo por lo racista, sino ser apología al asesinato.

Los usuarios han cuestionado el control sobre el tipo de contenido que publican los desarrolladores. No hay información sobre cuándo volverá a aparecer la función gif en Instagram y Snapchat, pero ambas plataformas emitieron declaraciones sobre el incidente.

Desde Instagram han declarado que “el contenido no tiene cabida en la plataforma” y puntualizaron: “Hemos parado nuestra relación con Giphy mientas se investiga el problema”. Snapchat, por su parte, ha pedido disculpas y ha explicado que han “trabajado con Giphy para eliminar este contenido que ya no debería aparecer”.

El buscador de gifs y proveedor de los mismos no ha tardado en dar una explicación. La misma ha sido emitida a través de un comunicado que aparece en la plataforma TechCrunch donde explican que han “eliminado inmediatamente el gif ofensivo” y que han “determinado, después de realizar una investigación interna, que el sticker estuvo disponible en Instagram y Snapchat debido a un fallo en los filtros de moderación de contenido”.

La plataforma Giphy ha asegurado que el fallo ya está arreglado y que asumen “la total responsabilidad por el error que ha sucedido”.

Por La Vanguardia