Joven activista contra el cambio climático, portada de la revista Time

Greta Thunberg, de 16 años, es portada de la revista a nueve meses después de iniciar sus movilizaciones para exigir medidas que ayuden a evitar el calentamiento global

Greta Thunberg, la activista sueca de 16 años que ha motivado un movimiento internacional de jóvenes y adolescentes que reclaman a los líderes mundiales acción para detener el cambio climático, es portada de la revista estadounidense Time, nueve meses después de iniciar sus movilizaciones.

El pasado mes de diciembre, Thunberg se dirigió a la Conferencia de Naciones Unidas contra el cambio climático que se celebró en Polonia y también se dirigió a los representantes del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza) y en su gira mundial también pudo conocer al Papa

Francisco, quien le pidió que siguiera trabajando contra el cambio climático.
Este mes de mayo, la joven que les ha inspirado, se ha convertido en portada de Time, una publicación que la califica como una de los “líderes de la próxima generación”.

El artículo se llama “Ahora estoy hablando a todo el mundo. ¿Cómo la adolescente activista Greta Thunberg consiguió que todo el mundo la escuchara?”.

La niña, que padece por Síndrome de Asperger, decidió realizar una huelga cada viernes, ella sola, ante el Parlamento Sueco, en Estocolmo, con un cartel que decía ‘Huelga escolar por el clima’.

Cuando la joven estudiaba el cambio climático en el colegio con 11 años de edad, sufrió un episodio de depresión severa y tras un tiempo, la primavera pasada resurgió e inició sus movilizaciones.

Greta hace “pequeñas cosas” para cambiar sus hábitos. Por ejemplo es vegana, no toma ningún avión, recicla y ha reducido su consumo, un modo de vida al que ha conseguido sumar a su familia: su hermana pequeña Beata; su padre, el actor Svante Thunberg, y su madre, la popular mezzosoprano Malena Ernman.

Su forma de convencer, explica, es hablar de los hechos y no imponer ninguna de las opciones que ella ha elegido: “Nunca le digo a nadie ‘tienes que dejar de volar’ o nada similar. Les muestro los hechos, gráficos o estudios y les digo ‘mira, esto es lo que emite un avión’, por ejemplo”, relata.

TE RECOMENDAMOS

Fuente El Universal