#Lingotes | La sangría azul

#Lingotes | La sangría azul

Los calores primaverales empiezan a sentirse en las campañas políticas.

Acusa Martha Erika guerra sucia ante el PAN
#DelReportero | La clase política está desatada
Martha Erika y Eduardo Rivera cierran campaña

Las divisiones de los partidos están a la orden del día.
Uno de los más notorios es el fenómeno conocido como sangría azul.

El siempre disciplinado Acción Nacional vive convulsionen en su interior. Por ejemplo, ayer se supo que: por las “malas decisiones” de la dirigencia de Acción Nacional y por su descuido de las “formas”, Salvador Escobedo Zoletto renunció como secretario general del Comité Directivo estatal.

En una carta dirigida a la presidenta Genoveva Huerta, Escobedo explicó que “hoy, no tienen sentido para mí muchas decisiones tomadas por la dirigencia de mi partido. Y si a esto, aunamos un total desacierto en las formas, me es claro que el fondo no es lo correcto”.

La renuncia obedece a la nominación de Enrique Cárdenas Sánchez como candidato del PAN a gobernador de Puebla y la impugnación de esa candidatura por un sector de panistas. Los morenovallistas no estarán bajo ninguna circunstancia con él.

Concluye el ex presidente de Atlixco su adiós:

“La historia se encargará de juzgar las decisiones que se han tomado desde la dirigencia, yo me voy con la frente en alto y con mis ideales intactos”.

A través de sus redes sociales el ex diputado local se quejó también de “las formas” y el “desaseo” con el que conducen al PAN.

Trascendió que ayer tuvo una fuerte discusión con Genoveva Huerta y tras su renuncia enseguida vació su oficina.

Escobedo Zoletto rindió protestó el 15 de enero de 2014 como diputado local para el periodo 2014-2018, pero en agosto de 2015 pidió licencia tras ser designado secretario de Salud por el entonces gobernador Rafael Moreno Valle, a quien le guarda lealtad.

La sangría azul continuará.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0